Cómo mantener una actitud positiva durante la pandemia de COVID-19

15/04/2020
 
La pandemia de coronavirus (COVID-19) acapara todos los telediarios. En el contexto actual, con el aumento de la preocupación por las consecuencias económicas de la paralización de toda la actividad no esencial por parte del Gobierno y las recomendaciones del Ministerio de Sanidad, es normal que a los dueños de negocios les cueste ser positivos. Sin embargo, mantener una actitud positiva puede ayudarle a ofrecer a sus empleados el apoyo que necesitan, así como a tomar decisiones racionales y proactivas para llevar lo mejor posible las próximas semanas y meses.

 

Ventajas del pensamiento positivo

Como muchos de nosotros ya sabemos, un estado de ánimo positivo ayuda a mantener la cabeza fría a la hora de tomar decisiones importantes.

Esto es lo que dice la ciencia sobre el pensamiento positivo:

  • Aumenta la resiliencia: al experimentar emociones positivas en épocas de estrés, la resiliencia aumenta y la recuperación cardiovascular es más rápida (enlaces en inglés). Eso significa que la presión arterial se estabiliza antes y la frecuencia cardíaca disminuye, por lo que es más fácil mantener la calma y el pensamiento positivo.
  • Mejora la inmunidad: las investigaciones demuestran que las personas que mantienen una mentalidad positiva están más capacitadas para gestionar los síntomas de enfermedad.
  • Ayuda a pensar con claridad: una actitud positiva mejora la capacidad de resolver problemas, tomar decisiones, usar el pensamiento creativo y juzgar de forma objetiva. Por ejemplo, mantener un estado de ánimo positivo le permite identificar la mejor plataforma tecnológica para su equipo y a trazar un plan para mantener su negocio en marcha independientemente de lo que ocurra en su entorno.

 

 

A continuación, le traemos varias propuestas que le ayudarán a mantener el equilibrio emocional durante las próximas semanas:

Centrarse en los aspectos positivos le permite ver su situación desde una perspectiva constructiva. Si bien la pandemia actual puede hacer que esto nos resulte difícil, hay varias formas de mantener el pensamiento positivo.

 

1. Reconozca sus emociones

Permítase reconocer las emociones que siente en cada momento. Reconocer su estrés o ansiedad evita que estas emociones lo abrumen. Esta práctica también puede ayudarle a gestionar de forma más constructiva las emociones negativas y a cambiar su forma de ver las cosas. Dedique un rato por la mañana o por la noche a meditar; puede usar la app Headspace . Esté en silencio unos momentos para centrarse. Enterrar o ignorar las emociones solo le garantiza que volverán a aflorar más adelante. Incluso puede invertir en una opción de suscripción para todos sus empleados.

 

2. Dé prioridad a los hechos

Para mantener el equilibrio, es importante adoptar un enfoque racional respecto de la COVID-19. Pregúntese en qué grado interfiere con su vida y su negocio, qué precauciones puede tomar y cómo puede gestionar las emociones negativas que sienta. Dedique unos instantes a elaborar una lista de lo que puede controlar (lo que desayuna, a qué hora pone la alarma para despertarse, etc.) y lo que no (por ejemplo, las medidas adoptadas por el Gobierno, las decisiones de nuestros familiares, etc.). Visite páginas web fiables, como la del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, con información dirigida a los profesionales sanitarios y a la ciudadanía, en lugar de buscar información en redes sociales u otras fuentes de dudosa fiabilidad. Priorizando los hechos estará bien informado y no tendrá en cuenta en sus decisiones información extra que no le sirva.

 

3. Ponga en marcha un “Dar gracias” una vez a la semana

La gratitud nos transforma y cambia nuestro cerebro (enlaces en inglés). Investigaciones recientes indican que algo tan sencillo como escribir una carta de gratitud a la semana en la que plasmemos aquello por lo que damos gracias en nuestra vida puede tener efectos positivos permanentes en el cerebro. Reserve cinco minutos, antes de salir de la cama, para escribir en el teléfono cinco cosas por las que se sienta agradecido. Tal vez sienta agradecimiento porque sus familiares, amigos y empleados tienen buena salud, porque su equipo puede trabajar a distancia o por las ayudas que el Gobierno va a proporcionar a los pequeños empresarios que las necesiten. Esta práctica aporta varios beneficios para la salud, ya que reducir la preocupación sobre las cuestiones que no podemos controlar favorece la calma, lo cual, a su vez, disminuye la ansiedad y mejora el sistema inmunitario.

Para contribuir a que su equipo mantenga una mentalidad positiva, puede poner en marcha también entre los miembros la práctica de la gratitud. Para ello, pídales que digan por qué se sienten agradecidos a través de la herramienta de comunicación virtual de la empresa o que compartan un momento de “Dar gracias” por videoconferencia antes de las reuniones.

 

4. Planifique videollamadas regularmente y no solo de trabajo

Debe tener presente que, en estos momentos, nadie está solo. Todos estamos atravesando esta pandemia unidos como comunidad, país y planeta. Apóyese en todos los que le rodean y céntrese en ser positivo por ellos y por sus empleados.

Recuerde que, aunque físicamente esté aislado, puede sentirse conectado social y emocionalmente. Hacer una videollamada todas las semanas con sus empleados es indispensable. Al principio de las llamadas, cada trabajador debería hablar un par de minutos sobre su estado emocional al margen del trabajo. Anime a los empleados a que propongan ideas y permita que aporten oportunidades espontáneas de ayudarse unos a otros mediante la creación de un canal específico para las necesidades derivadas de la COVID-19 en su herramienta de comunicación virtual. Al evitar el aislamiento, será más fácil que los empleados se ciñan a su planificación.

 

5. Establezca una rutina diaria normal

Trate de que su vida sea lo más normal posible manteniendo su rutina habitual siempre que pueda. Esto implica levantarse a la hora normal y hacer la rutina de todas las mañanas. Si lo primero que hacía era ir al gimnasio, puede seguir un plan de entrenamiento en el salón de su casa. Vístase como si fuera a salir a trabajar y comience la jornada laboral a la hora de siempre. Céntrese en sus objetivos, disfrute del tiempo libre y, en la medida de lo posible, mantenga una sensación de normalidad. Con estos hábitos, recuperamos la sensación de control y una actitud positiva respecto a la vida y el trabajo.

 

6. Mejore la salud física

Mantenga una rutina constante de ejercicio y tome el sol unos minutos al día desde la ventana, el balcón o la terraza. Ahora que pasamos tanto tiempo en casa, dedique una parte a cocinar platos sanos y seguir una dieta equilibrada. Muchas personas están ofreciendo en YouTube clases de ejercicio gratuitas que no requieren ningún o casi ningún aparato o material. Por último, el sueño debe ser una prioridad, así que asegúrese de dormir todas las noches el número recomendado de horas: de siete a nueve.

 
Recursos útiles:

 

7. Céntrese en usted y en los logros de sus empleados

La percepción del éxito mejora el estado anímico general y le recuerda que lo que sucede en su vida y su negocio depende de usted, dos cosas que aumentan sus sentimientos positivos.

Hágase la siguiente pregunta: “¿Hay algún empleado que esté destacando frente al resto en estos momentos tan difíciles?”. Programe un momento del día para hablar con esta persona y pregúntele cómo ha conseguido sus logros. ¿Cómo mantiene su pensamiento positivo y disciplina? Comparta sus respuestas con el equipo.

Pida a los miembros del equipo que se animen unos a otros. Si las evaluaciones sobre el rendimiento forman parte de su dinámica de equipo, quizás pueda suspenderlas durante este trimestre (hace poco, Facebook ha anunciado algo parecido). También puede sugerir a los empleados que aprovechen la situación para elogiar a sus compañeros.
 

* Indeed proporciona esta información como cortesía a los usuarios de este sitio. Tenga en cuenta que Indeed no actúa como asesor en aspectos de reclutamiento o legales, y no se hace responsable del contenido de las descripciones de sus empleos. Asimismo, la información que se proporciona aquí no garantiza ningún rendimiento.