Remuneración y salarios

Qué debo saber para calcular cuánto debería ser mi salario

September 11, 2020

El tema del salario es un asunto crucial en cualquier contratación laboral, pero muchas personas tienen dudas a la hora de hablar de sus expectativas salariales. Les preocupa cómo puede afectar a sus posibilidades de conseguir el empleo. Indicar unas aspiraciones más altas de lo que la empresa está dispuesta a pagar, podría excluirlos del proceso, pero pedir una remuneración muy baja puede resultar un aspecto negativo para la empresa.

En algunas empresas, se les pide a los aspirantes que indiquen sus aspiraciones salariales en la solicitud. En otros casos, puede surgir como pregunta en la entrevista de trabajo. Independientemente de cuándo se solicite esta información, lo importante es estar bien preparado.

A continuación, te presentamos algunas recomendaciones que te ayudarán a estimar tus requisitos de salario. Toma nota de los ejemplos, aplica los criterios que mencionamos y estarás listo para hablar de tus aspiraciones con confianza.

¿Por qué los empleadores solicitan requisitos de salario?

Es evidente que cuando los empleadores indagan sobre las pretensiones salariales buscan hacer una criba de los candidatos. Esto es solamente un mecanismo válido como cualquier otro para buscar el perfil que más se adapta a la empresa.

Existen al menos tres buenas razones detrás de esta solicitud:

  • Presupuesto. Durante la planificación anual, las empresas establecen presupuestos para cada ámbito: pagos de personal, adquisición de suministros, gastos de distribución, etc. Por eso, al momento de incorporar a un nuevo empleado, deben asegurarse de contar con los recursos económicos. Tanto si se trata de un nuevo puesto de trabajo o de cubrir una baja, deben estimar el impacto financiero. A veces, esto puede llevarlos a reestablecer los presupuestos.
  • Autovaloración. Esta pregunta le ayuda al empleador a conocer más detalles sobre la percepción que tiene el candidato sobre sus habilidades y experiencia. Una apreciación justa de los conocimientos y capacidades demuestra confianza en sí mismo. Además, también sirve para constatar si el entrevistado está al tanto de las condiciones del mercado.
  • Idoneidad. Las expectativas salariales también se relacionan con el nivel de cualificación del candidato. Unas pretensiones muy por encima de las establecidas para el cargo pueden indicar una sobre cualificación. Por el contrario, si se pide una cantidad inferior, se podría deducir que el solicitante no tiene el nivel requerido.

Determinar los requisitos laborales es una tarea que exige análisis y reflexión. Debes considerar tanto tus propias capacidades y recursos, como los factores externos que afectan al mercado de trabajo. Dedica el tiempo que sea necesario a investigar cuál es el rango salarial adecuado a tu perfil.

¿Cuál debería ser mi sueldo?

Para ahondar en este punto, debes considerar los factores que influyen en el salario. Hay condiciones del entorno que influyen en la remuneración y, por supuesto, hay características individuales que inclinan la balanza en un sentido u otro.

Ubicación geográfica

Según los datos del INE del 2018, existen bastantes diferencias de la media salarial en las distintas provincias españolas. Los promedios más altos corresponden a la comunidad de Madrid, el País Vasco y Cataluña. Por el contrario, Extremadura y Canarias tienen los salarios brutos medios más bajos. La diferencia es casi del 30% entre el rango superior y el inferior. Esto está relacionado con el coste de vida en cada región y con la situación del mercado laboral. En consecuencia, debes ajustar tus expectativas salariales a la realidad de la zona donde se oferte el empleo. Si, por ejemplo, vives en Barcelona y solicitas un trabajo en Lanzarote, deberás bajar un poco tus expectativas.

Educación

El nivel de formación también incide en los rangos salariales. Es comprensible que un candidato que posea un doctorado en un área específica tendrá aspiraciones más altas que un graduado. En estos casos, puedes aumentar tus expectativas salariales siempre que los requisitos del cargo al que aspiras así lo indiquen. También es posible que un empleador prefiera a una persona con grado técnico, en virtud de las funciones del cargo. En ese caso, un nivel más alto no supondrá una ventaja y el empleador no estará dispuesto a pagar más.

Experiencia

Los años de experiencia son una parte muy importante de tu perfil profesional. Cuanto más tiempo puedas acreditar que has trabajado en un puesto de trabajo o industria en particular, mayor conocimiento tendrás de esa área. Esto significa que eres un candidato capaz de aportarle valor a la empresa y eso merece una compensación más alta.

Nivel de responsabilidad

Los años de experiencia suelen ir a la par del crecimiento profesional y esto también incide en los salarios. Si en tu trayectoria laboral has ocupado puestos de responsabilidad, seguramente tus pretensiones salariales sean más altas. Los cargos que requieren responsabilidad y confianza tienen remuneraciones más altas. Recuerda que, en tu primer trabajo, los requisitos salariales serán, lógicamente, más bajos.

Habilidades específicas

A la hora de validarte como candidato, los empleadores se basan en tu experiencia, conocimientos y habilidades. Poseer un dominio especial de alguna habilidad que sea muy demandada o relevante en tu área de trabajo te permitirá acceder a un mejor salario. Estas competencias, que pueden ser específicas de una industria concreta, te diferenciarán frente a otros candidatos. Además, el conocimiento de un software especializado o de un idioma en particular incidirán en tu valía profesional.

Licencias y certificaciones

Algunos cargos requieren licencias o certificaciones especiales. Además de un conocimiento general de la materia, hay exigencias técnicas o conocimientos de la legislación que debes cumplir. Por ejemplo, para trabajar en un almacén o cargar y descargar mercancías de un camión es indispensable tener un carnet de carretillero. Por ende, un obrero con un certificado de conducción de carretillas puede aspirar a un mejor salario que otro candidato sin certificación.

Tamaño de la empresa

El tamaño de la empresa es también una variable que debes tener en cuenta a la hora de estimar tus expectativas salariales. En general, cuanto más grande es la empresa, mayores probabilidades hay de que paguen salarios más altos.

¿Cómo calcular cuánto debería ser mi salario?

Ahora que ya conoces los factores que inciden en la determinación de los salarios, debes investigar los parámetros del mercado. Para conocer el sueldo medio de un puesto específico, puedes recurrir a Internet. En la web, encontrarás diversas herramientas que proveen información sobre la media salarial por ciudad, sector o tipo de empresa.

Las fuentes oficiales son una referencia bastante fidedigna, pero, en ocasiones, los datos del último año no están actualizados. Otros portales manejan informaciones más recientes, aunque ofrecen una menor cantidad de datos, ya que se basan en las aportaciones individuales de los usuarios, mediante encuestas a empleados y empleadores.

Para conocer las cifras exactas, es preferible que calcules la moda, en lugar de la media salarial. Recuerda que la moda se refiere al intervalo o dato que más se repite. De esta manera, podrás calcular cuál es el salario más frecuente para tu puesto de trabajo en tu ciudad.

¿Cuándo debo mencionar mis requisitos de salario?

Siempre que el empleador te pregunte sobre tus pretensiones salariales, debes responderle de manera directa. No es aconsejable evadir la pregunta o dar respuestas ambiguas.

En algunos formularios de empleo, tanto impresos como digitales, se reserva un campo para esta información. Generalmente, no piden una cantidad específica, sino que establecen unos rangos para elegir.

Otros empleadores solicitan que, en la carta de presentación, indiques la compensación salarial que buscas. En estos casos, es conveniente acompañar la cifra con una argumentación que la sustente, lo cual también es bastante útil cuando hablamos del salario en una entrevista de trabajo.

A continuación, te mostramos un par de ejemplos que te servirán de inspiración:

Mis expectativas salariales se encuentran entre los 25.000 –30.000€ anuales. Este cantidad se basa en la media salarial de puestos en esta región.

Aspiro a un salario anual que se sitúe entre los 35.000– 40.000€. Considero que es una compensación adecuada a mi perfil profesional, dada mi experiencia y formación.

Asimismo, puedes hacer referencia a tu salario actual e indicar qué porcentaje de mejora esperas en tu nuevo trabajo. En cualquier caso, siempre debes dejar la puerta abierta a las contraofertas que pueda hacer el empleador. Además, podrías considerar otras remuneraciones, como bonos o pagos extraordinarios y no te olvides de los beneficios más allá del salario, como días extra de vacaciones, flexibilidad horaria, asistencia sanitaria privada, etc. Todos ellos pueden favorecer tu calidad de vida.

Por otra parte, asegúrate de precisar si tu propuesta se refiere al salario ordinario bruto o al salario neto. Las deducciones y retenciones suponen una importante porción del pago mensual.

Finalmente, recuerda que cuando hables sobre tus expectativas salariales, debes mostrarte seguro y tranquilo. Olvida los nervios y demuestra tu confianza al hablar. Si este asunto te resulta incómodo o te estresa, practica tu respuesta antes de ir a la entrevista de trabajo.

Relacionados

Ver más 

Cómo decidir cuándo aceptar una contraoferta laboral

Antes de decir sí a una contraoferta de trabajo debes hacerte ciertas preguntas. Anota estos consejos para decidir cuándo aceptar una contraoferta laboral.

Guía paso a paso sobre cómo solicitar el paro

Te explicamos cómo solicitar el paro desde el sitio electrónico del SEPE o pedir una cita previa para acudir a las oficinas. Es un procedimiento muy sencillo.