¿Cuánto gana un taxista en España?

Por Equipo editorial de Indeed

Publicado el 15 de julio de 2022

The Indeed Editorial Team comprises a diverse and talented team of writers, researchers and subject matter experts equipped with Indeed's data and insights to deliver useful tips to help guide your career journey.

¿Te gusta conducir? ¿Te encuentras a la busca de una nueva oportunidad de empleo o de un trabajo que te aporte un suplemento salarial? Si es así, ¿te interesaría saber cuánto gana un taxista? Quizás esta pueda ser una muy buena opción para ti, pues, aunque deben cumplirse ciertos requisitos y asumir ciertos gastos, que en seguida veremos, no se necesita una gran formación, titulaciones ni experiencia previa para trabajar en este sector.

¿Quieres saber si puede ser una buena oportunidad de empleo para ti? En este artículo, hablaremos primero sobre la diferencia entre ser taxista o conductor de VTC, las dos modalidades de servicio de taxi disponibles hoy en día en España. Después, pasaremos a ver qué obligaciones económicas deben asumirse en cada uno de estos dos casos para obtener la licencia. También hablaremos de los deberes y derechos que forman parte de esta profesión, pues, al contrario del saber popular, no se trata solo de conducir, sino que hay algunos otros conocimientos que deben adquirirse a la hora de ser taxista profesional. Finalmente, veremos cuál es el salario medio de un taxista en España. Esperamos que toda esta información te ayude a valorar tu decisión si lo que quieres es convertirte en taxista. ¿Empezamos?

Ser taxista en España: diferentes opciones

Antes de saber cuánto gana un taxista, es importante conocer qué elementos pueden influir en la descripción de costes y, por tanto, de las ganancias netas según las regulaciones del sector en España. Recuerda que, en los últimos años, ha surgido una serie de plataformas no adheridas al gremio de taxistas, como Uber o Cabify, más conocidas por el término genérico que las engloba, VTC, y desde las cuales también es posible trabajar como taxista. Veamos a continuación en qué se diferencian estos dos colectivos del sector de servicios de transporte en España.

Las diferencias entre los taxis y los VTC

La sigla VTC significa vehículo de transporte con conductor, que es como se les llama a los vehículos con chófer que trasladan a uno o varios pasajeros desde un lugar de origen a otro de destino. Hace ya varios años que los VTC han pasado a convivir con los taxis dentro del ecosistema de la movilidad de las ciudades españolas.

Los VTC son un colectivo que todavía está regulado y, por tanto, está sometido a cambios en lo que se refiere a su operativa, debido a las quejas y el malestar del gremio de taxistas por el surgimiento de esta competencia. A continuación, hablaremos de algunas de las diferencias que existen entre un servicio y otro. Verás que conocerlas es importante para entender qué tipo de requisitos deberías asumir si decidieses formar parte uno de estos servicios y, por ende, de qué modo tu elección afectaría el total de ganancias finales por mes.

Sistema de cálculo del coste del servicio

Los VTC digitales funcionan a partir de un servicio prepago y el coste para el usuario es un valor prefijado que se calcula antes de contratarse el servicio. Por su parte, los taxis suelen funcionar a partir de una tarifa cuyo importe total será calculado por el taxímetro en función del tiempo y del kilometraje recorrido y, por tanto, no se paga hasta el final del servicio.

Modo de contratación del servicio

A los taxis podemos encontrarlos y pararlos en cualquier momento por la calle, mientras que, si queremos contratar el servicio de un VTC, debemos hacerlo a través de la aplicación digital correspondiente. Se necesita disponer, por tanto, de móvil y de conexión a Internet.

Licencias

En el caso de los taxis, están limitadas a dos por persona y no existe un límite similar en el caso de los VTC. Sin embargo, a partir de 2022, las licencias actuales de los VTC harán que estos solo puedan operar en el ámbito interurbano en vez de poder iniciar y finalizar un servicio dentro de la misma ciudad. El precio de las licencias también es algo en lo que se diferencian ambos colectivos, pues es superior para los taxis.

Tarifas

Los precios de los VTC suelen ser inferiores con respecto a los de los taxis. Sin embargo, son mucho más volátiles y están sometidos a la ley de oferta y demanda. Esto quiere decir que, en momentos de escasez de vehículos, las tarifas pueden subir e incluso superar a las de un taxi. No obstante, los VTC tienen a su favor el hecho de que los usuarios saben el coste total de los trayectos antes de contratarlos y que ni siquiera se necesita tener dinero en efectivo, ya que puede hacerse todo desde el móvil.

Tiempo de precontratación

Otra diferencia importante entre ambos servicios —esta sí a favor de los taxistas—, es que los VTC están obligados a cumplir un tiempo mínimo de precontratación. El tiempo de precontratación varía según la comunidad autónoma, pues hasta el momento son quienes tienen la competencia de regular este sector, pero suele ser de unos 30 minutos. Por el contrario, los taxis no tienen ninguna imposición de este tipo y, tal como decíamos antes, su servicio se puede solicitar en la calle y en cualquier momento.

Sueldos en función de la modalidad de trabajo

Como ya hemos dicho, un taxi tiene una tarifa fija que se paga cuando concluye el servicio, es decir, cuando el pasajero llega a su destino. Por su parte, los VTC se contratan por medio de la aplicación de la empresa, a través de la cual el usuario puede saber de antemano el coste del trayecto que planea hacer y puede efectuar el pago en ese mismo momento usando también la aplicación. Esto, junto con todo lo que hemos explicado en la sección anterior, establece la diferencia principal entre los sueldos que ambos colectivos pueden llegar a percibir. Además, son determinantes, por una parte, los gastos que se asumen y, por la otra, las ganancias potenciales que tiene cada colectivo.

Veamos de qué modo se ve afectado el importe neto final en cada caso. Ten en cuenta que, para realizar la estimación, nos hemos basado en una media de 50 horas de trabajo semanales.

El sueldo de un taxista que es conductor asalariado

Por otro lado, los taxistas asalariados o trabajadores por cuenta ajena, trabajan con la licencia de otro conductor y, en una jornada de 50 horas semanales, llegan a ganar una media de 1750 €, es decir, poco más de la mitad que los anteriores. Estos conductores, no obstante, solo deben asumir los gastos propios de la actividad, es decir, no deben asumir el gasto de la licencia, pues la paga el empleador, ni tienen ninguna obligación con Hacienda además de las retenciones en la nómina que le corresponden como asalariado. No obstante, las condiciones laborales y el sueldo variarán en función de los acuerdos que cada trabajador tenga con su empleador.

A grandes rasgos, en esta modalidad se trabaja bajo las condiciones que mencionamos a continuación. En primer lugar, y aunque puede variar en cada caso, la recaudación mensual queda en alrededor del 50 %, ya que una parte es para el titular de la licencia y la otra, para el conductor asalariado. En segundo lugar, los gastos de combustible están a cargo del propio conductor, lo mismo en caso de suplementos y propinas. En tercer lugar, los gastos de seguro, revisiones, mantenimiento e impuestos son asumidos por el titular de la licencia. Por lo tanto, el único gasto que debe afrontar el conductor asalariado es el combustible.

El sueldo de los conductores de VTC

Los conductores de VTC pagan 45 000 € por una licencia y hoy en día pueden llegar a ganar una media de 1100 €. No obstante, a diferencia de los dos casos anteriores, pueden utilizar su propio vehículo, lo que elimina la necesidad de desembolsar un dinero inicial para comprar el vehículo que haría de taxi.

Como ves, los VTC han traído un cambio de paradigma en el funcionamiento del empleo en este sector, tanto para el usuario como para el propio trabajador. Aunque es más fácil encontrar trabajo con este tipo de plataformas, el sueldo es más reducido debido a todo lo que exigen su operativa y las regulaciones estatales. Al final, eres tú quien debe valorar cuál es la opción que más te conviene. Nosotros nos damos por satisfechos si desde aquí te hemos servido de guía en ese camino. Ahora ya tienes más claro, por lo menos, cuánto gana un taxista en España y todas las opciones que tienes a tu disposición.

Las cifras salariales reflejan los datos registrados en las páginas web indicadas en el momento de redactar este artículo. Los salarios pueden variar dependiendo de la empresa de contratación y de la experiencia, historial académico y ubicación de los candidatos.