¿Cuánto gana un guarda forestal en España?

Por Equipo editorial de Indeed

Actualizado el 11 de septiembre de 2022 | Publicado el 14 de octubre de 2021

Actualizado el 11 de septiembre de 2022

Publicado el 14 de octubre de 2021

The Indeed Editorial Team comprises a diverse and talented team of writers, researchers and subject matter experts equipped with Indeed's data and insights to deliver useful tips to help guide your career journey.

¿Estás pensando en cambiar de profesión y quieres saber cuánto gana un guarda forestal? Este cuerpo del Estado trabaja en los distintos entornos rurales para garantizar la seguridad de los ciudadanos y los bienes inmuebles, así como para proteger los ecosistemas naturales y sus diferentes poblaciones animales y vegetales.

En este artículo, analizaremos qué hace un guarda forestal, cuáles son los requisitos para acceder a este puesto de trabajo y cuál es el salario medio que recibe.

¿Qué es un guarda forestal?

Los guardas forestales, que también se conocen como agentes forestales, agentes medioambientales o policías medioambientales, son los profesionales encargados de proteger la fauna y flora de los entornos rurales de nuestro país. Los miembros de este cuerpo son agentes de la autoridad, al igual que la Policía, la Guardia Civil o el Ejército, por lo que dependen del Estado y deben seguir las normativas y políticas establecidas por el gobierno.

En los casos necesarios, los guardas forestales colaborarán con otros cuerpos de seguridad para garantizar la integridad de los espacios naturales protegidos, el paisaje, los recursos naturales y las especies en peligro de extinción. Además de esto, los guardas forestales deben educar a la población sobre la protección del entorno rural y el medioambiente.

Una vez superada la prueba de acceso, los guardas forestales deben desplazarse a la comunidad autónoma que convoque las oposiciones de acceso a este cuerpo. Actualmente, las comunidades con más agentes forestales son Andalucía, con 1100 profesionales, Castilla y León, con 900 agentes, y Galicia, con 547 miembros del cuerpo.

Funciones de la Policía medioambiental

¿Qué hace un agente medioambiental durante su jornada laboral? Las necesidades de cada territorio y sus características ambientales propias pueden marcar la diferencia en las tareas del cuerpo. Por ejemplo, hay zonas de España en las que será necesaria la intervención de los guardas forestales para prevenir incendios, mientras que en otra se requerirá su ayuda frente a inundaciones.

Las funciones más habituales de esta profesión son:

  • Colaboración en proyectos de ordenación y planes técnicos

  • Detección de plagas y enfermedades que afecten a animales salvajes y vegetación

  • Desalojo de zonas protegidas y de acceso restringido

  • Vigilancia en vías pecuarias

  • Protección de espacios naturales protegidos y parques nacionales

  • Control de incendios forestales

  • Redacción de informes sobre el estado del entorno rural

  • Colaboración con otras fuerzas de seguridad

  • Participación en estudios de conservación y análisis de la biodiversidad

  • Organización de cursos y seminarios sobre concienciación y educación ambiental

Amor por la naturaleza y pasión por el medioambiente, cualidades imprescindibles

¿Cuáles son las habilidades más destacadas y valoradas en un guarda forestal? Aunque durante el proceso de selección no se lleve a cabo una entrevista personal en la que conocer cómo es cada candidato, los altos cargos de este cuerpo de seguridad saben que hay cualidades que pueden ser útiles en la profesión.

Los futuros agentes forestales deben sentir una conexión con la naturaleza, respetarla y querer proteger el medioambiente. Esta motivación y amor por el entorno rural hará que disfrutes tu trabajo cada día y te sientas en armonía en tu lugar de trabajo.

Además, estos profesionales deben potenciar sus habilidades de organización, gestión del tiempo y trabajar en equipo. La coordinación es fundamental para que el trabajo salga adelante, ya que pueden surgir imprevistos y problemas que haya que abordar de forma colectiva, confiando en que el resto de agentes te ayudará y respaldará si lo necesitas.

¿Cómo ser guarda forestal?

Al tratarse de un cuerpo de seguridad que depende del Estado, el proceso para acceder a esta profesión queda recogido en el BOE correspondiente. Si los aspirantes cumplen con los requisitos mínimos obligatorios, podrán presentarse a una prueba oposición que consta de cuatro ejercicios.

Estos requisitos necesarios para trabajar como guarda forestal son:

  • Ser mayor de 18 años y no exceder la edad máxima de jubilación.

  • Tener la nacionalidad española.

  • Disponer de un título de Bachiller o equivalente.

  • Entregar un certificado médico que acredite que puedes realizar las labores propias del puesto.

  • Tener un permiso de conducir en vigor.

1. Formación específica recomendada

A pesar de que el único requisito formativo para acceder al cuerpo de agentes forestales es haber superado el Bachillerato, en España existen dos grados formativos muy útiles para quienes se interesen por esta profesión.

Estas dos opciones son el Grado Medio de Técnico en Aprovechamiento y Gestión del Medio Rural o el Grado Superior en Gestión Forestal y Medio Natural. Ambas titulaciones tienen una duración de 2 años, periodo en el que los estudiantes cursarán asignaturas relacionadas con la protección del medio rural, como Botánica agronómica, Técnicas de educación ambiental, Gestión de montes, Defensa contra incendios forestales o Control fitosanitario.

Gracias a esta formación, quienes quieran unirse a este cuerpo forestal contarán con una gran ventaja frente al resto de candidatos, ya que conocen cómo trabajan en su día a día los especialistas en gestión forestal.

2. Exámenes teóricos sobre la materia

Las pruebas de acceso a la profesión de agente forestal se componen de cuatro ejercicios, siendo los tres primeros exámenes teóricos que abordan el temario relacionado con el medioambiente. Las pruebas consisten en los siguientes tests:

  • Primera prueba: examen teórico sobre temas relacionados con derecho constitucional y derecho administrativo, legislación medioambiental, función pública y principio de igualdad, ley forestal y de montes, legislación de caza y pesca. También incluye la Ley de aguas y protección de embalses y zonas húmedas, espacios naturales, ecosistemas, medio físico y residuos, flora y fauna, repoblaciones, patologías y aprovechamientos forestales, selvicultura, incendios forestales y prevención de riesgos laborales, y patrimonio histórico, usos del medio natural, minería y medioambiente y protección de animales de compañía.

  • Segunda prueba: ejercicio de supuesto práctico en el que quienes se examinan deberán exponer cómo se enfrentarían a una situación propuesta por el comité examinador, como la intervención en un incendio forestal, el control de caza en zonas ilegales o la protección de especies en peligro de extinción. En esta parte del examen, además de la exposición del tema, se deberá responder a preguntas breves sobre el supuesto.

  • Tercera prueba: desarrollo del tema propuesto. En esta sección, los aspirantes deberán demostrar sus conocimientos teóricos sobre un tema concreto, que será elegido mediante sorteo. Es importante que la respuesta sea concreta y esté bien redactada, ya que las faltas de ortografía podrían ser motivo de suspenso.

Debes tener en cuenta que el número de preguntas, la distribución del temario o el porcentaje necesario para aprobar pueden variar en función de la comunidad autónoma que convoque las oposiciones, por lo que revisa cuáles son los requisitos específicos de cada una de las convocatorias.

3. Prueba física

El trabajo de los guardas forestales es físico, ya que deben intervenir en situaciones y entornos que requerirán el uso de la fuerza y la velocidad. Por ello, la normativa vigente establece que la prueba de acceso a la profesión conste de una parte física que confirme que los candidatos podrían realizar su trabajo de forma eficiente. Esta prueba no es tan exigente como la de acceso al cuerpo de Policía, Bomberos o Guardia Civil, pero sí determina que el futuro guarda forestal está en forma.

La parte física del examen consta de tres pruebas: la prueba de salto vertical, la prueba de fuerza de brazos y la prueba de marcha. En la primera, quienes se examinan demuestran su agilidad; en la segunda, los aspirantes deben colgarse de una barra y realizar dominadas llevando las piernas flexionadas hacia la barbilla; y, en la última, deberán recorrer una distancia de 5 kilómetros con una mochila de 6 kilos a la espalda, lo que denotará resistencia y fuerza.

¿Cuánto gana un guarda forestal?

Ahora que ya sabes cómo acceder a la profesión, debemos analizar cuánto gana un guarda forestal. El sueldo medio, como ocurre en otros cuerpos y funcionarios del Estado, puede sufrir modificaciones en función de la antigüedad en la institución, el destino del agente forestal y los pluses por desplazamiento y dietas.

Actualmente, el salario medio de un guarda forestal en España ronda los 49 200 € anuales. Esta cifra también puede variar según la comunidad autónoma en la que ejerza el profesional, ya que el presupuesto destinado al salario de los trabajadores es distinto en cada una de estas dependencias forestales.

Nota: Las cifras salariales reflejan los datos registrados en las páginas web indicadas en el momento de redactar este artículo. Los salarios pueden variar dependiendo de la empresa de contratación y de la experiencia, historial académico y ubicación de los candidatos.