Entrevistas

Hablar de defectos y virtudes en una entrevista de trabajo

July 19, 2021

¿Alguna vez te han preguntado cuáles son tus defectos y virtudes? Esta es una pregunta muy común que utilizan los reclutadores para saber lo honesto que es un candidato y cuál es su nivel de autoconocimiento. En este artículo, especificamos cómo hablar de los defectos y virtudes en una entrevista de trabajo, junto con algunos ejemplos que puedes aprovechar para responder con éxito.

¿Cómo hablar de los defectos y virtudes en una entrevista de trabajo?

Saber cómo hablar de tus defectos y virtudes en una entrevista de trabajo es tan importante como mencionar tus conocimientos técnicos para el puesto. Una pregunta muy frecuente que utilizan los técnicos de selección es: ¿cuáles son tus defectos y virtudes? El objetivo es conocer en detalle tu nivel de autoevaluación y de honestidad.

A pesar de que debes enfocarte en destacar como el candidato ideal, evita exagerar cuando hables sobre tus virtudes porque podría restar naturalidad. Tener la capacidad de identificar tus defectos y trabajar en ellos es muy importante. A continuación, te enseñamos cómo hablar de tus defectos y virtudes adecuadamente:

Honestidad

Hablar de tus virtudes es sencillo, pero reconocer los aspectos a mejorar suele ser difícil. Muchos ni siquiera han analizado qué características de su personalidad son positivas y cuáles deberían trabajar para desenvolverse de manera más eficiente. Cuando el técnico de selección te pregunte, lo primero que debes hacer es pensar bien tu respuesta y hablar con sinceridad.

Lenguaje corporal

El lenguaje corporal es otra parte importante en el proceso de comunicación porque se transmite muchísima más información de la que pensamos. Los técnicos de selección siempre prestan atención a la manera en la que te comportas. Hay ciertos gestos que pueden hacer que pongan en duda lo que dices, así que intenta mantener un lenguaje corporal neutro.

Flexibilidad

Este aspecto se refiere a mostrar tu interés por potenciar tus fortalezas y trabajar en mejorar tus debilidades. Tener una buena actitud y disposición para realizar cambios en tu persona puede jugar a tu favor durante la entrevista de trabajo.

Determinación y persistencia

Mientras hablas de tus fortalezas y debilidades, tómate un tiempo para destacar tu dedicación en lograr todo lo que te propones. Por ejemplo, si una de tus debilidades es la falta de conocimiento de alguna competencia relevante para el puesto, debes hablar sobre qué estás haciendo para cambiarlo.

Educación

Debes comunicar todo lo que digas en cualquier entrevista de una manera educada y empleando el vocabulario correcto que se utilice en el tipo de trabajo que quieres obtener. Evita el uso de palabras que puedan malinterpretarse o que suenen demasiado informales.

Sentido del humor

Todos somos humanos y todos tenemos defectos. Puedes utilizar alguna experiencia pasada que haya sido graciosa y que esté relacionada con alguno de tus defectos. Después explica cómo gracias a ella estás aprendiendo para no volver a pasar por la misma situación.

Relacionado: Cómo enfocar fortalezas y debilidades en tu entrevista

Lista de defectos

La parte más difícil cuando te preguntan cuáles son tus defectos y virtudes en una entrevista, es reconocer realmente cuáles son tus puntos débiles. Te mostramos una lista de defectos que te pueden ayudar en el momento de responder:

1. Ausencia de alguna habilidad importante para el puesto

Si en la descripción del trabajo hay algún requisito que no cumples, puedes mencionarlo como un defecto. Recuerda que la sinceridad es muy importante en este tipo de preguntas. Después de hablar sobre este defecto, explica con una actitud positiva qué estás haciendo para mejorarlo o corregirlo.

Ejemplo: “Uno de mis defectos es que no tengo amplios conocimientos en Python. Reconozco que este es un punto fundamental para el puesto de desarrollador web dentro de la empresa, por lo que estoy realizando una formación online enfocada en este lenguaje de programación. Ya he avanzado unos cuantos módulos, así que calculo que en un máximo dos meses ya lo tendré dominado”.

2. Falta de experiencia previa

Conseguir tu primer trabajo puede ser difícil, especialmente por la falta de experiencia en el área. Pero esto no debe intimidarte. Lo ideal en esos casos es hablar sobre las prácticas profesionales que hayas realizado dentro del sector.

Ejemplo: “Hasta los momentos no he trabajado de forma oficial como gerente de marketing dentro de una empresa, pero sí hice prácticas profesionales durante seis meses con el departamento de marketing de compañías líderes en el sector tales como (…)”.

3. Lentitud al trabajar

Este es otro ejemplo de defectos que puedes usar durante una entrevista de trabajo. Como en los casos anteriores, no olvides agregar las acciones que estás realizando para cambiarlo.

Ejemplo: “Solía retrasarme con los plazos de entrega, ya que perdía mucho tiempo en cada mínimo detalle. Después aprendí que esto no me ayudaba en mi trabajo, así que ahora llevo un calendario riguroso de asignaciones y no soy tan perfeccionista. De esta manera, puedo cumplir con cada una de ellas en el plazo establecido”.

4. Desorganización

Durante la entrevista puedes decirle al reclutador que eres una persona algo desorganizada. A pesar de que no es un defecto muy favorecedor, puede mejorarse con una serie de herramientas y métodos de organización. Indica qué recursos utilizas para cumplir responsablemente con las tareas.

Ejemplo: “Soy una persona desordenada en ocasiones, lo cual considero como defecto. Sé que puede cambiarse, por lo que todos los días intento mejorar. Por ejemplo, ahora trabajo con aplicaciones que me permiten ordenar mis tareas por orden de prioridad”.

5. Timidez

No saber cómo hablar en público es un defecto habitual en algunos candidatos, pero que también se puede corregir y mejorar. Si te consideras una persona muy tímida, hazle saber al reclutador tu intención de cambiarlo.

Ejemplo: “Hablar en público es un defecto que me ha provocado malas experiencias en el pasado, porque en la mayoría de los puestos es necesario comunicar un mensaje a muchas personas. Por esta razón, decidí inscribirme en un curso de oratoria. Sé que en poco tiempo estaré en disposición de haber corregido este problema”.

Te puede interesar: Cómo convertir nuestras debilidades en fortalezas

Lista de virtudes

Los técnicos de selección identifican con rapidez cuando estás exagerando tus virtudes solo para sorprender. Hacer esto es contraproducente dado que indica que no eres una persona sincera. Enfócate en destacar tus características positivas de una manera auténtica y original para causar una buena impresión. Algunos ejemplos de virtudes que puedes mencionar:

1. Trabajar en equipo

En cualquier puesto de trabajo se requiere mantener una estrecha relación con diferentes miembros de la empresa, así que la capacidad de trabajar en equipo es indispensable. Sin duda, las habilidades sociales te permitirán adaptarte mucho mejor en tu nuevo entorno laboral.

Ejemplo: “Durante todo mi trayectoria profesional he formado parte de diferentes equipos de trabajo, lo cual me ayudó a ser una persona colaborativa y que tiene en cuenta la opinión de todos. Así que una de mis virtudes principales es la capacidad de trabajar en grupo”.

Relacionado: Cómo presentar tus logros en una entrevista de trabajo

2. Creatividad

Las organizaciones siempre buscan incluir a personas que realmente ayuden en la consecución de sus objetivos. La creatividad es un aspecto muy valorado e indica que puedes ofrecer ideas innovadoras. Aprovecha esta virtud y menciónala en tu entrevista laboral con un ejemplo destacable.

Ejemplo: “Me considero una persona creativa que ofrece maneras diferentes y únicas de solucionar los problemas. En una ocasión, diseñé junto con mi equipo una campaña en redes sociales muy original que generó niveles de conversión sorprendentes, hasta el punto de llegar a ser viral”.

3. Entusiasmo por aprender constantemente

Otra forma de ganar puntos respecto al resto de candidatos es hablar sobre tu interés por mantener una formación constante. Esta virtud le indica al técnico de selección tus ganas de seguir progresando en el campo profesional y personal.

Ejemplo: “Una de mis virtudes fundamentales es el entusiasmo por aprender cosas nuevas. En este momento estoy aprendiendo un nuevo idioma y, una vez lo domine, me servirá para asistir de una manera más eficiente a los clientes extranjeros de la organización”.

4. Sinceridad

Ser sincero es una virtud que los reclutadores ponen como prioridad porque les demuestra que eres una persona digna de confianza. Destaca esta característica personal durante la entrevista de trabajo.

Ejemplo: “La sinceridad es otra de mis cualidades más destacables, porque me permite dar mi opinión sobre cualquier tema de forma objetiva, siempre y cuando me la pidan. Lo hago a través de un lenguaje amigable y con respeto hacia el otro”.

Relacionado: 20 preguntas difíciles en las entrevistas de trabajo

5. Empatía

La empatía es otro aspecto primordial cuando trabajas con un grupo de personas. Te permite entender de una mejor manera el punto de vista o la situación de los demás. Como consecuencia, se crean y enriquecen vínculos de valor en las relaciones sociales.

Ejemplo: “Poseo la capacidad de ponerme en el lugar de otros para comprender las situaciones o sus puntos de vista. Esto ayuda a conseguir óptimos resultados en el entorno laboral”.

Relacionado: Preguntas trampa en una entrevista de trabajo y cómo contestarlas

Relacionados

Ver más 

¿Dónde te ves en 5 años? Cómo responder en una entrevista de trabajo

Descubre cómo contestar a la pregunta "dónde te ves en 5 años" en una entrevista, qué buscan las empresas con tu respuesta y ejemplos para tener en cuenta.

Cómo aprobar un test psicotécnico para una entrevista de trabajo

Conoce cómo para aprobar un test psicotécnico para una entrevista de trabajo, los tipos de pruebas que existen y sugerencias para obtener el mejor resultado.