Desarrollo profesional

Saca el máximo partido al networking para conseguir trabajo

December 17, 2020

El networking consiste en la creación de redes profesionales que puedan potenciar tu crecimiento laboral. Es decir, se trata de establecer relaciones con otras personas con las que tengas en común un interés profesional, ya sean compañeros u otros miembros de la empresa, o incluso otras organizaciones relacionadas con tu sector.

Las redes amplían los horizontes laborales de todos los involucrados y permiten obtener información valiosa sobre un sector concreto. En este sentido, se consideran un recurso ideal para el crecimiento profesional.

Por ello, el networking es ideal para lograr relaciones duraderas que resulten beneficiosas para todos sus miembros.

Por qué es importante crear redes profesionales

La creación de una red profesional robusta conlleva importantes beneficios, tanto a corto como a largo plazo. Estas ventajas no se limitan a la expansión de tus horizontes laborales dentro de su posición actual, ya que el networking también puede resultar útil en la búsqueda de un nuevo trabajo.

La cantidad y la calidad de tus contactos son factores determinantes para el lograr tus objetivos. Contar con relaciones estables y fiables puede ayudarte a acceder a los puestos y empresas que más te interesan.

Tus redes de contactos podrían conseguirte una recomendación laboral o ayudarte a fortalecer tus habilidades. A través de tus relaciones, podrías conocer a un nuevo empleador o aumentar tu conocimiento del sector.

El networking favorece:

  • El establecimiento de relaciones con otras personas de perfiles profesionales afines.
  • El intercambio de información pertinente sobre una empresa o sector en concreto.
  • La conexión con clientes potenciales, aliados estratégicos o empleadores.
  • La identificación de tendencias y la previsión de futuras modificaciones en el sector.
  • La actualización permanente en los temas de interés en tu campo laboral.

Una gran parte de la información más pertinente circula a través de las redes profesionales. Gracias a ellas, podrás estar al tanto de los últimos avances en el sector y de los cambios en el mercado laboral. De esta manera, podrás prever escenarios futuros y prepararte mejor para alcanzar y mantener tu éxito a nivel profesional.

La creación de redes tiene mayor importancia cuando deseas cambiar de lugar de trabajo. Es indudable que las relaciones personales son la llave para acceder a nuevas oportunidades laborales.

En este caso, lo ideal es comunicar tu intención con claridad a los contactos más cercanos. Para ello, puedes empezar por enviar un curriculum vitae pulido y enfocado a los conocidos que trabajen en el área de tu interés. Si lo que deseas es cambiar de área, puedes recurrir a compañeros de otros departamentos con el mismo procedimiento.

Cómo comenzar a construir una red profesional

Crear una red de contactos profesionales es un trabajo laborioso y a largo plazo, que debe responder a objetivos bien definidos. La clave para que una red sea efectiva es establecer tus metas profesionales de forma previa: solo así podrás orientar tus esfuerzos en la dirección adecuada.

Los contactos potenciales están en todas partes. En función del lugar al que quieras llegar, debes analizar cuáles de tus relaciones pueden ayudarte a avanzar. Las primeras fuentes de contactos son la familia y los amigos o conocidos, así como los colegas de trabajo. Del mismo modo, tus antiguos profesores y compañeros de estudios pueden tener relevancia en este aspecto. Si has perdido contacto con ellos, valora restablecer la relación y perpetuarla una vez que lo consigas.

Por otra parte, los profesionales de la competencia, clientes y proveedores pueden ser puentes a un nuevo empleo. Incluso tus vecinos y compañeros de aficiones pueden ayudarte a expandir tu red. A fin de cuentas, esto se trata de relaciones humanas.

En el entorno laboral puedes encontrar nuevos contactos y descubrir nuevos campos de especialidad. Demostrar interés y curiosidad por el trabajo de un compañero puede hacer que tu nuevo contacto esté dispuesto a facilitarte referencias laborales, mentorías o aprendizaje en áreas específicas.

En las organizaciones, suelen valorarse la iniciativa y la proactividad de los empleados. Si demuestras interés en superarte como profesional, tendrás más probabilidades de obtener una recompensa. Pasarás a ser un trabajador valioso y estarás en la mira cuando surjan oportunidades laborales.

Al mismo tiempo, tu superior estará más abierto a invertir en tu formacion y mejora. Esta es una excelente noticia, pues, además del beneficio inmediato que los cursos y talleres aportan, suponen una nueva fuente de contactos.

Otros recursos para la creación de redes

Si has agotado tus fuentes cercanas y conocidas, debes plantearte expandir tus horizontes. Las conexiones en línea permiten ampliar de forma exponencial tus redes de contactos.

Existen numerosas plataformas y redes sociales donde puedes encontrar compañeros o especialistas en tu área concreta. Por otra parte, podrás incluir en ellas a tus contactos directos y, de este modo, generar puentes con las conexiones realizadas. En este tipo de espacios, lograrás también una mayor exposición y podrás proyectarte de forma profesional en otros mercados o sectores. Esta es una de sus ventajas, como también lo es su flexibilidad. Si tu agenda está apretada y te resulta difícil comprometerte a horarios fijos para hacer networking, entonces Internet es tu mejor aliado. Con una inversión de tiempo reducida, puedes recuperar el contacto con antiguos amigos y colegas.

Otro filón interesante son las asociaciones profesionales. Existen multitud de organizaciones de este tipo en cada sector. Además de favorecer las relaciones entre colegas, se trata de una buena manera de mantenerse actualizado sobre las últimas novedades del sector. Las empresas suelen utilizar este tipo de redes para ganar visibilidad y dar a conocer sus productos y servicios.

Por su parte, las cámaras de comercio permiten que profesionales de diferentes sectores se relacionen y fortalezcan sus capacidades. En ellas, se relacionan representantes de distintos sectores complementarios y se producen alianzas ventajosas. En ocasiones, realizan eventos puntuales sobre un tema concreto, pero también suelen celebrar encuentros fijos periódicos.

Estrategias para la creación de redes profesionales

En cada una de estas situaciones, debes plantearte metas claras como conocer a un cierto número de personas, relacionarte con profesionales de un sector específico, o expandir tus horizontes profesionales. Asegúrate de dar una buena impresión, presta atención a la comunicación verbal y gestual de tu interlocutor y demuestra seguridad en lo que aportas.

Si lo deseas, puedes preparar una lista de temas que te gustaría tratar, así como ensayar respuestas apropiadas para las posibles preguntas que recibas. Infórmate previamente sobre el perfil de los asistentes y procura acercarte y entablar conversaciones con las personas que puedan ser de tu interés. Aprovecha cada uno de estos eventos como una oportunidad para expandir tu red.

Recuerda llevar suficientes tarjetas de presentación para entregarlas a cada nuevo contacto. Si es posible, confecciona una tarjeta innovadora que pueda convertirse en el punto de partida de una conversación y deje en la otra persona un recuerdo duradero.

Consejos para un networking efectivo

Existen algunas recomendaciones básicas para crear una red contactos profesionales efectiva. En primer lugar, debes tener muy bien definido el tipo de red que deseas construir y la finalidad que va a tener. Esto te permitirá tener acercamientos más asertivos y prepararte de manera adecuada para los posibles encuentros.

Ten en cuenta que las redes profesionales se basan en conexiones humanas. Por tanto, dado que son un acto social, se rigen por algunas normas y requieren una involucración real. Tus conexiones deben tener un fundamento genuino, que permita establecer relaciones de mutuo beneficio.

Al demostrar tu interés por los demás, proyectas una imagen de confianza y positivismo. Averigua cómo puedes contribuir a mejorar el desempeño profesional de tu interlocutor. Tal vez puedas conectarlo con otras personas de tu interés o tengas la posibilidad de integrarlo en otros grupos. Toda referencia o información adicional que puedas aportar será bien recibida y contribuirá a afianzar la relación.

A continuación, te ofrecemos cuatro consejos básicos que te ayudarán a crear un networking sólido y productivo:

  1. Seguimiento. Entabla una conversación pertinente antes de que sea demasiado tarde. La creación de redes no se acaba con el intercambio de tarjetas, por el contrario, debe reforzar la relación. Una buena idea es enviar al día siguiente un correo electrónico a tus nuevos conocidos, invitándolos a mantener el contacto.
  2. Constancia. La creación de redes es una labor continua. Cada nuevo contacto necesita trabajo. Más allá de añadirlo a una plataforma social o guardar sus datos, se trata de establecer una relación y alimentarla de forma regular. Fortalece tu base de contactos con comunicaciones frecuentes. Envíale un artículo o información interesante o invítalo a una reunión para tratar asuntos pertinentes para ambos.
  3. Crecimiento continuo. El networking es una tarea de construcción progresiva. Cuantos más contactos tengas, más valiosa será tu red. Procura disponer de un amplio espectro de relaciones laborales. Así, tus oportunidades se multiplicarán y podrás tener una visión integral de tu sector.
  4. Planifica tus redes de contactos. Es aconsejable trazar una estrategia concreta, así como definir en qué tipo de perfiles o áreas necesitas enfocarte en cada ocasión. Esto te permitirá ser más efectivo y contactar con quienes puedan resultar más pertinentes para tus objetivos de crecimiento profesional. De esta manera, construirás una cartera de contactos más efectiva.

Recuerda: las redes de contactos son dinámicas y se reconfiguran constantemente. Procura atenderlas y enriquecerlas de forma continua para poder recurrir a ellas con confianza cuando las necesites.

Relacionados

Ver más 

Cómo pedir una baja voluntaria sin preaviso

Hay ocasiones en las que no queda más remedio que pedir una baja voluntaria sin preaviso. Antes de hacerlo, es importante saber las consecuencias que tendrá

¿Qué son las competencias transversales?

Las competencias transversales son determinantes para tu perfil profesional. Aprende a sacarles el máximo partido durante tu búsqueda de empleo