Las habilidades personales más valoradas en un currículum

Por Equipo editorial de Indeed

Actualizado el 7 de noviembre de 2022 | Publicado el 17 de diciembre de 2020

Actualizado el 7 de noviembre de 2022

Publicado el 17 de diciembre de 2020

The Indeed Editorial Team comprises a diverse and talented team of writers, researchers and subject matter experts equipped with Indeed's data and insights to deliver useful tips to help guide your career journey.

Las competencias o habilidades personales tienen cada vez más relevancia en el mundo de la búsqueda de empleo. De hecho, se podría decir que antes se tenían en menos consideración, ya que era más habitual fijarse solo en las competencias profesionales.

Los requisitos de los técnicos de selección avanzan al mismo ritmo que la propia sociedad. Cada día, se percibe más al trabajador como un todo, es decir, como a un conjunto de conocimientos profesionales y aptitudes personales. Es más, estas habilidades personales en ocasiones tienen un valor superior para las empresas que cualquier título con el que contemos.

Soft skills VS hard skills

Las habilidades personales también se denominan soft skills o competencias transversales, un término más moderno, pero que en esencia significa lo mismo. Los reclutadores otorgan una alta importancia a estas competencias. Si decidimos añadirlas a nuestro curriculum vitae, estaremos estableciendo un primer contacto personal y profesional con los técnicos de selección, ya que estás cualidades nos permiten enseñar una gran parte de nuestra personalidad.

Estas soft skills son todas aquellas habilidades personales, interpersonales y sociales que definen a un trabajador como una persona con gran ética laboral y que muestra una gran preocupación por los suyos y todo lo que le rodea. Representan los buenos hábitos que hemos desarrollado desde pequeños, las habilidades sociales innatas o nuestra capacidad de comunicación.

En principio, las habilidades personales no pueden aprenderse de la misma manera que se aprenden las profesionales, pero sí que pueden entrenarse y desarrollarse con hábitos sanos y entornos favorables. Depende mucho de la voluntad de cada persona, pero también de sus condicionantes externos.

Otra de las diferencias fundamentales con las competencias profesionales, es que las habilidades personales no pueden plasmarse en ningún certificado y son difíciles de cuantificar. El empleador podrá comprobar estas habilidades mediante la entrevista, pruebas específicas, o simplemente observando el desempeño en el puesto de trabajo. La primera impresión es la más importante a la hora de buscar un empleo, y tenemos que ser conscientes de cómo podemos introducir estas habilidades personales en el curriculum vitae y cuáles suelen ser las más demandadas.

Las habilidades personales más demandadas

Las habilidades personales con más demanda varían en función del sector de la empresa, pero muchas de ellas son transversales y nos servirán tanto en diferentes tipos de empleo como en nuestra vida personal.

A continuación, vamos a repasar las competencias personales de más alto valor para las empresas, y en qué consisten.

Capacidad de liderazgo

Las empresas buscan trabajadores con capacidad para ser autónomos y guiar a sus compañeros hacia objetivos comunes. Este hecho pasa por tener una habilidad de liderazgo que permita influenciar a los compañeros y guiarlos hacia los resultados que la empresa busca.

La capacidad de liderazgo es una habilidad personal muy demandada, ya que puede cambiar por completo la forma en la que los empleados comprenden su labor dentro de la jerarquía de la empresa. Además, los motiva de forma natural hacia los objetivos de esta.

Artículo relacionado: Mejorar habilidades de gestión mediante estilos de liderazgo.

Trabajo en equipo

Una empresa funciona gracias a la labor de todos sus integrantes. La capacidad para trabajar en equipo es una habilidad personal útil, sin importar el sector o la posición laboral. De la colaboración nace la eficiencia.

Aquel que sepa trabajar en equipo, deberá comprender en qué consiste su parte del trabajo, a la misma vez que comunicarse con sus compañeros para saber si existe algo que puede mejorar.

Resolución de conflictos

La resolución de conflictos es una habilidad que va a la par del trabajo en equipo, así como de la comunicación interpersonal. Se trata de una capacidad para encontrar soluciones rápidas y efectivas a los conflictos que puedan aparecer en todos los proyectos de la empresa.

En ocasiones, estos conflictos suponen un gran desembolso de tiempo y dinero que son complicados de recuperar. A consecuencia de ello, se debe saber cómo podemos encontrar una resolución y, más importante aún, como anticiparse a ellos.

Capacidad comunicativa

La capacidad de comunicarse pasa por trasladar un mensaje de manera concisa y eficiente, pero también de escuchar a la otra parte para entender cuáles son sus inquietudes o deseos.

Uno de los problemas actuales es que, en muchas situaciones, escuchamos para responder. El buen comunicador deberá ser, ante todo, empático, lo que implica ponerse en la situación de los demás para entender cada circunstancia y actuar con base en ello.

Creatividad

Esta habilidad personal depende mucho del sector de la empresa y la función específica del empleado. No obstante, siempre hay cierto margen de maniobra para poder ser creativos.

Las soluciones a un problema pueden ser varias, y es posible que algunas de ellas aún no se hayan explorado. Sin embargo, hay que tener cierto cuidado con la creatividad, ya que puede llevarte a exceder tus responsabilidades.

Pensamiento crítico

El pensamiento crítico es una habilidad personal que gusta más en unas empresas que en otras. Esta capacidad tiene como objetivo cambiar la forma de operar en los procesos de la empresa, así como de pensar en vías alternativas para alcanzar resultados óptimos.

Depende de la receptividad de las jerarquías superiores y de la naturaleza de dichos procesos, el pensamiento crítico puede percibirse como el objetivo de lograr una mejora.

Gestión del tiempo

La gestión del tiempo tiene una gran relevancia y ahorra gran cantidad de dinero a la empresa, al priorizar los procesos más importantes y de mayor valor, a la misma vez que evita distracciones innecesarias.

Una buena gestión del tiempo por parte de los empleados puede suponer la diferencia entre el progreso de la empresa o su estancamiento.

Artículo relacionado: Competencias de organización y gestión en el trabajo.

Autodidactismo

Aunque la formación constante de un trabajador debería ser la prioridad por parte de los superiores, la capacidad para ser autodidacta y mostrar interés por aprender de forma autónoma es beneficiosa para ambas partes.

Esta autonomía en el aprendizaje abrirá nuevas puertas el empleado, tanto en su vida personal como en su vida profesional. El saber no ocupa lugar.

Artículo relacionado: Autogestión laboral: cómo desarrollar las habilidades de autogestión en el trabajo.

Otras habilidades personales

Dentro de este apartado se pueden mencionar habilidades personales adicionales que quizás sean más genéricas. Algunos ejemplos son la honestidad, la integridad, una fuerte ética laboral, la paciencia, la adaptabilidad, la sensibilidad intercultural, la empatía, la motivación personal, la tolerancia a la presión, la proactividad y la orientación a resultados.

Cómo introducir tus habilidades personales en un CV

Lo primero que debemos hacer al tomar la decisión de introducir habilidades personales en un currículum es estudiar la empresa a la que va dirigido. Como ya hemos comentado, algunas habilidades son más útiles que otras según el puesto y el sector. Otras quizás suenan más genéricas.

Algunos técnicos de selección emplean software automático para el análisis y escaneo de los currículums que reciben, por lo que también es una buena idea realizar un estudio de palabras clave para conocer cuáles son las que más se utilizan en el sector al que te diriges.

¿Dónde se pueden ubicar las habilidades personales?

Si tu CV es de estructura convencional, donde la experiencia más reciente se encuentra en la parte superior, seguida de la educación, los idiomas y las competencias, es una buena idea incluir un pequeño apartado en esta última sección titulado «habilidades personales».

Intenta destacar aquellas que mejor te definen y que realmente consideras que son parte de ti. Si tienes dudas, habla con amigos, familiares o incluso excompañeros de trabajo, ya que podrían ayudarte a encontrar las más adecuadas en tu caso.

Otra idea para añadir tus habilidades personales consiste en introducirlas dentro de un CV con formato funcional. El objetivo es destacar las funciones más importantes y ser lo más concreto posible en cuanto a proyectos y cifras. Puedes acompañar esta información con competencias personales que hayan sido de gran ayuda en ese empleo específico.

Como tercera opción, tienes la posibilidad de desarrollar el CV de formato funcional en mayor medida. De ese modo, puedes mostrar cifras y proyectos completados a la par que las habilidades personales en empleos antiguos, pero de una manera más narrativa, sin introducirlas como meras palabras clave. Un ejemplo sería:

«Colaboré en el nuevo lanzamiento del producto X en mercados asiáticos. Dividí a los empleados en equipos y les ofrecí incentivos adicionales si alcanzaban 1.000 pedidos en una semana».

Esto supone una gran capacidad de liderazgo y, explicado de esta manera, suena más natural que solo añadiendo al empleo un apartado adicional. Veamos la comparación:

«Jefe de ventas y comercio internacional, 5 años. Funciones: marketing internacional, gestión de producto en mercados asiáticos y dirección de posventa. Habilidades: liderazgo en equipo y exportación a mercados asiáticos».

Las habilidades personales son una idea excelente para complementar tu curriculum vitae y te brindan la oportunidad de venderte como persona. Sea cual sea tu decisión, asegúrate de estudiar a fondo la empresa y el puesto vacante. Como recurso adicional, siempre puedes pensar en escribir una carta de presentación donde especifiques tus competencias personales. Todo suma a la hora de buscar un nuevo empleo.

Artículos relacionados:

  • La importancia de las habilidades interpersonales en el lugar de trabajo

  • 10 habilidades profesionales para tener éxito laboral


Explorar más artículos