Desmotivación laboral: causas y consejos para superarla

Por Equipo editorial de Indeed

Actualizado el 11 de septiembre de 2022

Publicado el 30 de septiembre de 2021

El equipo editorial de Indeed está formado por un grupo diverso de escritores, expertos en diversas materias e investigadores de gran talento que cuentan con información y extensos conocimientos sobre Indeed para ofrecer consejos útiles que te servirán de guía para labrarte una carrera profesional.

La desmotivación laboral es un grave problema tanto para el trabajador como para la empresa. En el mundo comercial, identificar el problema de la desmotivación laboral y sus causas, así como dar consejos y buscar soluciones para combatirla, debe ser uno de los objetivos principales de las empresas, ya que esto nos hace ser más productivos y más capaces para conseguir las metas y los objetivos.

Cuando hablamos del ámbito laboral, sentirse continuamente motivado es difícil. Hay ocasiones concretas en las que los trabajadores pueden sentirse desinteresados, dejar de tener objetivos claros y desmotivarse. Por eso, aquí veremos una serie de puntos para evitar estas situaciones y conseguir el éxito empresarial.

Causas de la desmotivación laboral

En este artículo vamos a tratar las diferentes causas por las que un trabajador puede sentirse desmotivado en el ámbito laboral:

  • La monotonía

  • Mala comunicación con los compañeros y jefes

  • Sueldo bajo o estancamiento

  • Filosofía empresarial en contra de los principios del trabajador

La monotonía

Realizar continuamente el mismo trabajo sin tener la posibilidad de plantearse nuevas metas y objetivos es algo que puede desmotivar a un trabajador. Debe evitarse la sensación de estancamiento y la falta de progreso en el trabajo para que los trabajadores no se sientan desinteresados en desempeñar sus actividades.

Buscar nuevos proyectos, permitir la participación en nuevas áreas de la empresa u ofrecer nuevas oportunidades permite a los trabajadores mantenerse motivados y ser capaces de tener nuevas iniciativas e ideas creativas.

Mala comunicación con los compañeros y jefes

La falta de entendimiento y la mala comunicación con el equipo de trabajo es uno de los puntos más importantes a la hora de entender el porqué de la desmotivación profesional. Un mal ambiente de trabajo implica trabajar a disgusto, sentirse bajo presión y en consecuencia conseguir resultados mediocres.

El miedo a las repercusiones, el no sentirse escuchado y el menosprecio a los empleados pueden llevar a empeorar los ambientes laborales. De esta manera se dificulta mucho la posibilidad de que las personas sean autónomas, capaces de generar ideas innovadoras y de trazar nuevas metas y objetivos.

Es importante crear un ambiente de trabajo adecuado, en el que los trabajadores puedan expresar sus ideas y sentir que son valorados. Escuchar y entender las necesidades de los trabajadores permitirá mejorar sus ánimos y los resultados.

La falta de compañerismo y el mal ambiente entre los distintos miembros del equipo también es una de las causas por las que un empleado puede perder el interés por su trabajo. Tener habilidades de liderazgo, afinidad con los compañeros, buena coordinación y confianza con el resto de los empleados ayuda a crear un buen ambiente de trabajo en el que los miembros del equipo puedan sentirse a gusto.

Relacionado: La importancia de la comunicación interpersonal en el trabajo.

Sueldo bajo o estancamiento

Los trabajadores buscan sentirse reconocidos y que su trabajo sea valorado. La concordancia entre la nómina y los esfuerzos que desempeñan es un punto fundamental para la mayoría de los trabajadores. Sentir que el sueldo no se corresponde con sus esfuerzos únicamente incrementa la desmotivación de los trabajadores.

Esa sensación aumenta cuando las responsabilidades del trabajador van siendo cada vez mayores, pero el salario no varía. Cuando la remuneración económica continúa siendo la misma a pesar del cambio en las funciones del trabajador, es común que el empleado comience a sentirse desmotivado y a descuidar sus responsabilidades.

Por esta razón, ofrecer un salario que esté en concordancia con los esfuerzos del trabajador permitirá crear una competencia positiva entre los empleados, fomentar el espíritu profesional en ellos y conducir a mejores resultados, lo que llevará finalmente al crecimiento de la empresa.

Filosofía empresarial en contra de los principios del trabajador

La disconformidad con la cultura de la empresa es un motivo frecuente de desmotivación laboral, ya que cuando los empleados están en desacuerdo con las directrices y la filosofía empresarial pueden llegar a desinteresarse de su trabajo y de los objetivos comunes. Es fundamental mantener la confianza de los empleados y trabajar en una filosofía común que anime a todo el equipo a trabajar por las mismas metas.

Cuando se trata de la cultura de la empresa, los directivos deben evitar imponer sus propias ideas y pensamientos a los empleados. En su lugar, la empresa debe trabajar por un sistema de valores que motive y en el que todos crean. Los empleados deben identificarse con los objetivos y sentirse cómodos con la filosofía de la organización. Esto aumentará la productividad, así como los niveles de motivación.

Cuando una empresa quiere establecer una cultura que sea aceptada por los empleados, tiene que determinar primero sus valores e ideales. Una vez establecidos, los directivos deben comunicarlos adecuadamente a toda la organización y asegurarse de que formen parte de la vida laboral cotidiana. Esto puede hacerse a través de talleres en los que la dirección haga dialogar a los empleados sobre las directrices que definirán la filosofía de la empresa. También deben ser capaces de aceptar que puede haber diferentes puntos de vista y opiniones sobre el tema, que la dirección debe tolerar.

Consejos para superar la desmotivación laboral

La desmotivación laboral es un grave problema para el trabajador y para la empresa debido a que puede provocar una disminución drástica en la productividad empresarial. Lo fundamental para superar la desmotivación en el ámbito laboral es ser capaz de identificarla, reconocerla y seguir una serie de recomendaciones para superarla, como las siguientes:

  • Buen ambiente laboral

  • Sentir que el trabajo es valorado

  • Interés por las opiniones

  • Formación

  • Sueldo acorde a la posición

Buen ambiente laboral

El primer paso para evitar que los trabajadores se sientan desmotivados lo tiene que dar la empresa. Es importante crear un buen ambiente laboral en el que las personas se sientan libres de expresar sus ideas y opiniones. Trabajar y mejorar las habilidades sociales y la comunicación entre los miembros del equipo repercutirá positivamente en el funcionamiento de la empresa.

Un ambiente en el que las personas sean escuchadas y sus ideas sean puestas en marcha permitirá a los empleados ser capaces de plantear nuevos retos que los mantengan motivados y con ánimos para conseguir los objetivos comunes.

Sentir que el trabajo es valorado

Los trabajadores buscan sentir que su trabajo es valorado y que sus superiores son conscientes de los esfuerzos que desempeñan y de los resultados que obtienen. Demostrar la importancia de la estructura corporativa y valorar las responsabilidades que todos los miembros del equipo cumplen es imprescindible para motivar a toda la plantilla.

Interés por las opiniones

Sentirse escuchados y tener la percepción de que sus ideas son importantes y que se valoran sus opiniones es algo a lo que todos los trabajadores aspiran. Tener superiores capaces de escuchar y que ofrezcan opiniones constructivas a los empleados permite a los empleados estar en continuo proceso de desarrollo.

Además, también es conveniente escuchar el equipo de trabajo para saber de sus opiniones con respecto a los cambios necesarios que puedan surgir dentro de una empresa y para implementarlos de forma gradual. De esta manera, los trabajadores ven cómo se les tiene en cuenta y sus necesidades son cubiertas en la medida de lo posible.

Formación

La posibilidad de hacer una carrera profesional en la empresa motiva a los trabajadores a formarse y a trazar nuevos objetivos. De esta manera, se disminuye la sensación de estancamiento y falta de progreso que puede desmotivar a todos los miembros del equipo.

Una buena idea es la creación de planes personalizados de formación. Ofrecer planes concretos para cada uno de los trabajadores permite que estos vayan adquiriendo las competencias necesarias para prosperar en la empresa y a la vez repercuta en la productividad y las habilidades de los empleados.

Es posible buscar cursos, seminarios y talleres que se impartan en la propia empresa o en otras instituciones. Buscar, organizar y financiar estos proyectos aporta puntos positivos para la empresa, mejora las competencias de los trabajadores y contribuye a mantenerlos continuamente motivados.

Sueldo acorde al puesto

Como hemos mencionado antes, se entiende que el sueldo se corresponde con el grado de responsabilidad de cada trabajador en la empresa. Sentir que el salario y las responsabilidades que se cumplen difieren del puesto actual puede tener consecuencias negativas en el trabajador.

Es aconsejable que los sueldos estén acordes a la posición y que vayan incrementándose en función del grado de responsabilidad. Esto es fundamental para que los empleados sientan que su trabajo es valorado por la empresa.

La desmotivación es un grave problema que se plantea en el ámbito laboral. Que los trabajadores se sientan desmotivados no solo implica un problema para ellos sino también para la empresa. Puede conllevar una falta de productividad, una disminución de las ideas y una pérdida general del interés por su trabajo.

Un mal ambiente laboral, la falta de escucha y de confianza, los salarios poco acordes o la falta de crecimiento personal son algunas de las causas más comunes para que aparezca la desmotivación. Para mantener buenos niveles de motivación, hay que buscar estrategias con las que los empleados se sientan valorados: potenciar la formación, crear un ambiente de trabajo donde los trabajadores se sientan escuchados y ofrecer sueldos adecuados que permitan a los trabajadores sentirse entusiasmados por su trabajo.

Relacionados:

  • Cómo dejar un trabajo y quedar bien

  • Cómo cambiar de trabajo

  • Cómo conseguir un mejor trabajo

  • Cómo decirle a tu jefe que te vas: 10 consejos imprescindibles

  • ¿Qué es el síndrome del trabajador quemado?

  • Diferencia entre oficio y profesión


Artículos relacionados

Despido por bajo rendimiento laboral: qué es y qué hacer

Explorar más artículos