Qué poner en un curriculum vitae y cómo hacerlo

Por Equipo editorial de Indeed

Actualizado el 15 de septiembre de 2022

Publicado el 17 de diciembre de 2020

The Indeed Editorial Team comprises a diverse and talented team of writers, researchers and subject matter experts equipped with Indeed's data and insights to deliver useful tips to help guide your career journey.

La importancia de redactar un CV profesional que contenga los apartados que mejor le definan como trabajador y como persona es de suma importancia. A veces, podemos pensar que lo tenemos claro y no nos detenemos para ver si podemos añadir algo que nos diferencie de nuestra competencia.

Por lo tanto, a continuación, exploraremos qué poner en un curriculum vitae y cómo introducir la información. Esperamos que este artículo le sirva como guía para poder crear su CV con todo lo que necesita para llamar la atención del técnico de selección.

Estructurar la información de su CV

El curriculum vitae solía estar diseñado para su presentación exclusiva en papel. Sin embargo, hoy día, con el auge de los programas informáticos y la inteligencia artificial, la mayoría de los reclutadores tienen a su disposición herramientas para la clasificación automática de toda la información de estos documentos en los procesos de selección.

Aún hay reclutadores que siguen leyendo el currículum de manera manual, analizando las diferentes secciones e intentando encontrar los puntos clave para el puesto vacante. Por eso, debe prepararlo para ambos escenarios.

Debe considerar su curriculum vitae como su presentación personal. Su CV no consiste solo en los empleos que haya tenido, la educación que haya completado o los idiomas que tenga. También debe demostrar su capacidad para estructurar información de tal forma que resulte exhaustiva y fácil de leer, pero que vaya al grano.

Por supuesto que son importantes las certificaciones, los años trabajados y las habilidades perfeccionadas, pero igualmente lo es la forma en que ubica todos estos datos al presentarlos a un reclutador.

Relacionado: ¿Cuáles son las partes de un curriculum vitae y qué deben incluir?

¿Por qué es tan importante un currículum actualizado?

La respuesta a esta pregunta es sencilla: un currículum actualizado presenta al técnico de selección la experiencia más reciente que ha tenido en su campo y las últimas habilidades adquiridas. También es posible que haya seguido estudiando o haya perfeccionado uno de los idiomas que ya conocía.

Tan solo uno de estos cambios podría abrirle o cerrarle las puertas. Un ejemplo claro puede verse en el nivel de inglés. Si en los dos últimos años hemos trabajado en un país de habla anglosajona y hemos pasado de tener un inglés medio a un inglés alto con experiencia práctica, este hecho puede definirlo todo.

Por otro lado, disponer de un CV actualizado abre las posibilidades a recibir ofertas inesperadas. Si esa habilidad clave está actualizada a día de hoy, es más probable que los nuevos puestos de trabajo que se abren de cara al público vengan a usted, en vez de usted a ellos. Nunca se sabe. Actualizar su currículum no requiere mucho tiempo y las ventajas son más que evidentes.

Qué poner en un curriculum vitae

En su curriculum vitae, existen algunas secciones que son más obvias que otras a la hora de redactarlas. En otros casos, incluso las secciones más comunes pueden añadir un toque diferenciador. En general, sea cual sea el orden de toda la información que aparece en el documento, las secciones que deberían estar presentes son:

  • Datos personales e información de contacto

  • Experiencia profesional

  • Educación

  • Idiomas

  • Competencias

  • Intereses y otros datos

  • Perfil descriptivo

Este último punto, el perfil descriptivo, no es algo que se piense por primera vez a la hora de redactar un CV, pero como veremos en los siguientes apartados, añade muchísimo valor al documento.

Datos personales e información de contacto

No hay mucho que decir aquí. Los datos personales y la información de contacto es lo básico en un CV. El correo electrónico y el teléfono son obligatorios, pero la fotografía depende del mercado al que esté dirigido el currículum (en Reino Unido y Estados Unidos no son necesarios, por ejemplo).

Es posible que lo haya oído más de una vez, pero evite las cuentas de correo electrónico demasiado informales. Si su cuenta puede resultar vulgar, impersonal o jocosa, le aconsejamos crear otra cuenta, preferentemente una que incluya su nombre y apellido. Evite incluir una cuenta de Hotmail, ya que está algo pasado de moda y además puede resultar algo informal.

Además, recuerde introducir su lugar actual de residencia para que su empleador sea capaz de ubicarle. No es necesario añadir su dirección exacta, pero sí una aproximada. De esta manera, podrán calcular su distancia al trabajo, lo que puede ser útil si la empresa requiere de algún servicio cerca de donde vive, o incluso si disponen de una sede más cercana. Hoy día, el teletrabajo está en auge, y ofrecer información que pueda facilitarle la tarea a su reclutador siempre es una buena idea.

Por último, es perfectamente viable añadir su voluntariado, ya que, remunerado o no, forma parte de su experiencia de trabajo y es una prueba de su genuino interés por una causa específica, o por sus ganas de progresar. Proporciona mucho valor añadido.

Experiencia profesional

La forma más común para presentar la experiencia laboral en un currículum es de forma cronológica inversa, de modo que la más reciente sea la primera en la sección. Cada línea de trabajo deberá incluir la empresa u organización, el periodo de tiempo entre fechas exactas, el puesto desempeñado y las tareas puntuales realizadas.

En este contexto, considere añadir logros específicos que hayan ocurrido en ese puesto de trabajo. Puede ser un número de casos resueltos, litigios ganados, ventas totales, adjudicaciones y un largo etcétera.

¿Y qué hay de las prácticas? Nunca están de más, sobre todo las prácticas internacionales. Más allá de la experiencia directa otorgada por estas prácticas, las habilidades blandas adquiridas, como la capacidad de trabajar bajo niveles altos de estrés, resultan útiles en cualquier puesto de trabajo. En este sentido, puede ser interesante incluir un intercambio Erasmus en la sección de experiencia laboral, especificando el país destino del programa y su duración.

Relacionado: Cómo poner la experiencia laboral en el currículum.

Educación

Funciona de forma muy similar a la sección de experiencia profesional. Aquí, le aconsejamos priorizar sus estudios más recientes de postgrado y de grado, en ese orden, e incluir más abajo los cursos y toda la formación adicional de interés.

En cada línea deberá incluir la institución educativa, el periodo de tiempo cursado hasta su finalización y opcionalmente, si considera que puede no ser obvio para el técnico de selección en el contexto del puesto al que aspira, una pequeña descripción.

Si ha realizado estudios autodidactas, tiene dos opciones: introducirlos en esta sección o añadirlos como competencias en la sección siguiente. La elección es suya.

Relacionado: Cómo poner los estudios en el currículum - Consejos y ejemplos

Idiomas

Aunque es una práctica bastante generalizada declarar un nivel medio de inglés, le aconsejamos que se pregunte si estaría cómodo con que comprueben el nivel de idiomas que indica en el currículum durante su entrevista. Si no conoce su nivel, puede tomar una prueba gratuita en línea para verificarlo.

En el caso de tener una certificación, no dude en añadirla, y si ha vivido en el extranjero, también puede mencionarlo indicando el nivel de idioma que esto le ha permitido adquirir.

Relacionado: Idiomas en el curriculum vitae - Cómo mencionarlos y evaluar el nivel.

Competencias

Las competencias pueden ser personales o profesionales. Una competencia personal puede ser, por ejemplo, el liderazgo, demostrado con la experiencia en anteriores trabajos. También puede ser el autodidactismo que permite a un trabajador desempeñarse de forma independiente o aprender una habilidad concreta con poca intervención externa.

Las competencias profesionales se resumen en las habilidades técnicas más específicas para un puesto de trabajo, adquiridas con la formación o mediante el uso práctico en experiencia laboral previa. Ejemplos de estas habilidades pueden ser la ofimática, la realización de campañas de marketing digital o el uso de software de diseño.

Esta es una sección realmente importante en su curriculum vitae, ya que le permite al técnico de selección tener un pantallazo general de todas sus aptitudes para el puesto vacante.

Relacionados:

  • ¿Qué son las competencias transversales?

  • Ejemplos de competencias profesionales para candidaturas de empleo

  • Certificado de profesionalidad y acreditación de competencias profesionales

Perfil descriptivo

El perfil descriptivo es opcional y debería aparecer en la parte superior del documento. Se trata básicamente de un pequeño párrafo que engloba las competencias que quiere asegurarse de destacar.

Podemos considerarlo como una pequeña carta de presentación que sirve de introducción para el resto del documento. Por ese motivo, debe ser muy concisa y estar bien redactada.

En este artículo, hemos explorado las secciones más usuales en un currículum vitae, enfocándonos especialmente en ciertos aspectos que pueden ser más favorables según la gama de competencias que desee destacar en su perfil descriptivo.

Sin importar cómo decida redactarlo, recuerde revisarlo más de dos veces, cuidar la ortografía, ofrecer una presentación limpia y elegante y adaptarlo a la oferta de empleo o la empresa a la que desea enviarlo. Todo esto lo ayudará a alcanzar con éxito su próximo trabajo.

Relacionado: ¿Cómo hacer un buen perfil profesional?

Artículos relacionados

Cómo hacer un curriculum vitae - Consejos y ejemplos

Explorar más artículos