¿Qué es un currículum funcional y cómo hacerlo?

Por Equipo editorial de Indeed

Actualizado el 11 de enero de 2023

Publicado el 4 de noviembre de 2021

The Indeed Editorial Team comprises a diverse and talented team of writers, researchers and subject matter experts equipped with Indeed's data and insights to deliver useful tips to help guide your career journey.

El curriculum vitae funcional se centra casi exclusivamente en las propias capacidades. Hace hincapié en los logros, las habilidades, las competencias y los talentos, y los relaciona con el puesto de trabajo que te gustaría obtener.

En este artículo definiremos las secciones que debe contener un currículum funcional y en qué casos es mejor elegir este formato; además, también analizaremos las ventajas y las desventajas de este tipo de CV.

Cuándo y por qué elegir un formato de curriculum vitae funcional

El formato funcional es especialmente adecuado para quienes han trabajado para un número limitado de empresas, pero cuyas competencias son más importantes que el número de puestos de trabajo; para quienes tienen una profesión basada en competencias técnicas; o para quienes se plantean un cambio de carrera profesional y desean centrarse en las habilidades/cualidades que han adquirido.

Además, también beneficia a todos aquellos que han tenido pausas profesionales, que trabajan como autónomos o que pueden haber cambiado de trabajo a menudo.

En resumen, en las siguientes situaciones es cuando el uso de un currículum funcional puede ser especialmente útil:

  • Cuando tengas un grado de especialización elevado y quieras resaltarlo

  • Cuando haya lagunas profesionales en el currículum

  • Cuando quieras cambiar completamente de trabajo

  • Cuando trabajes como autónomo

  • Cuando hayas cambiado a menudo de trabajo, empresa u organización

Ventajas y desventajas de un curriculum vitae funcional

Un CV funcional tiene sin duda ventajas, especialmente para las personas que pertenecen a las categorías mencionadas anteriormente. Estas son algunas de ellas:

  • Te permite centrar en tus habilidades y experiencia laboral.

  • Te permite enmascarar los periodos de inactividad.

  • Te permite destacar logros específicos debidos a tu preparación.

  • Te permite resaltar una serie de conocimientos precisos y específicos en relación con el puesto de trabajo que solicitas.

Sin embargo, este tipo de currículum no es ideal para todo el mundo y tiene también algunas desventajas:

  • La progresión de la carrera puede ser complicada de identificar, ya que el propósito de este tipo de CV es mostrar las experiencias y las habilidades, y no es necesario que aparezcan en orden cronológico.

  • Si no está bien redactado, un currículum funcional puede resultar confuso de leer y de interpretar.

Secciones básicas de un currículum funcional

Este tipo de currículum debe contener varias secciones para destacar los conocimientos, la preparación y las habilidades. Estas son las secciones más importantes:

Información personal

Un currículum siempre empieza con tus datos personales como tu nombre y apellido, tu número de teléfono y tu dirección de correo electrónico para que puedan ponerse en contacto contigo. La dirección es opcional, a menos que se solicite explícitamente en la oferta de trabajo.

Perfil personal

Al ser un tipo de CV muy conciso, es importante que el currículum funcional vaya acompañado de un perfil personal en el que cuentes en pocas palabras quién eres, qué te gusta hacer y cuáles son tus aspiraciones en relación con ese trabajo.

Experiencia laboral

Además de especificar el cargo, es una buena práctica detallar las habilidades desarrolladas y los proyectos realizados. No debes incluir toda la experiencia laboral, sino solo aquella que sea relevante para el puesto que solicitas. No incluyas trabajos de hace más de 10 años, ya que cualquier trabajo anterior a esta fecha puede carecer de relevancia.

Asimismo, además de la experiencia genérica, está bueno especificar el papel que se ha desempeñado en la empresa durante ese tiempo.

Artículo relacionado: Cómo poner la experiencia laboral en el currículum

Habilidades

Cuando se opta por el formato funcional, la sección de habilidades se convierte en la más importante de todo el currículum y es a la que se debe dedicar más tiempo. Se recomienda agrupar las habilidades relacionadas en una categoría y luego explicarlas en detalle cuando sea posible. También puedes mencionar algunos logros profesionales gracias a ciertas habilidades.

En esta sección enumerarás tanto las habilidades técnicas (o hard skills), es decir, las que están directamente relacionadas con el puesto de trabajo que solicitas, como las habilidades transversales (o soft skills), que son más bien rasgos de carácter y demuestran tu capacidad para dar lo mejor de ti en un entorno laboral. Algunos ejemplos de estas habilidades son la capacidad de comunicación o de trabajo en equipo, la atención al detalle, etc.

Artículo relacionado: Las habilidades personales más valoradas en un currículum

Resultados

La experiencia laboral debe ir siempre acompañada de resultados para demostrar que los datos que mencionas son reales. Por ejemplo, un responsable de marketing en línea debe especificar la empresa para la que ha trabajado, pero también el proyecto concreto que ha realizado y todos los resultados obtenidos.

Cursos y formación

En esta sección describirás tu historial educativo (tanto formal como no formal) empezando por el título más alto o más reciente en orden cronológico inverso, siempre y cuando sea relevante para el puesto que solicitas.

Los cursos son importantes para un currículum funcional, ya que ayudan a definir el historial y las habilidades de los candidatos. Y si estás solicitando un primer empleo o si tienes poca experiencia, se vuelven más valiosos aún.

Al igual que los cursos, la educación y la formación tienen vital importancia en la construcción de un CV funcional, precisamente porque no se focaliza en la experiencia laboral, sino en la experiencia adquirida por otras vías.

La información que debe incluirse es la siguiente:

  • Título de estudios, con alguna especialidad o asignaturas secundarias

  • Universidad, escuela o institución

  • Actividades extracurriculares, incluidos los cargos ocupados, la pertenencia a organizaciones, los proyectos realizados o las publicaciones

Si has completado una educación no formal (cursos de formación, certificaciones, experiencia en el extranjero, etc.) que sea relevante para el trabajo que solicitas, menciónalo. No olvides incluir en la descripción:

  • nombre del curso realizado o del certificado obtenido

  • institución u organismo emisor

  • fecha

Recuerda: incluye estos elementos solo si representan un valor añadido en relación con las cualificaciones profesionales requeridas para el puesto.

Secciones opcionales para el curriculum vitae funcional

Puedes valorar incluir algún tipo de información adicional, siempre que ayude a demostrar que cuentas con las cualificaciones necesarias para el puesto que solicitas.

Aquí tienes algunas sugerencias:

  1. Voluntariado

  2. Patentes o publicaciones

  3. Premios o certificaciones

  4. Conocimiento de lenguas extranjeras

La forma de organizar esta información depende de ti, pero procura que el formato sea coherente en las distintas secciones del CV. En este caso, la solución más fácil es mantener el mismo formato que para la sección de cursos y formación.

En resumen, si no cuentas con una amplia experiencia laboral, o si prefieres un currículum en donde se destaquen tus habilidades en lugar de una lista interminable de trabajos que quizás ni recuerdas, el curriculum vitae funcional es una muy buena elección para ti.

Contenido relacionado: consulta ofertas de empleo en Indeed.

Relacionado: Plantillas de CV: ventajas y desventajas y cómo elegirlas

Explorar más artículos