CV y cartas de presentación

¿Cómo incluir logros profesionales en tu CV? Guía básica

September 11, 2020

La experiencia es un factor de peso a la hora de valorar un currículum. Hoy en día, mucha gente resalta las funciones de los puestos que ha desempeñado durante su trayectoria profesional, pero no son tantos los que describen los logros que han conseguido a lo largo de su carrera. Esos éxitos pueden ser importantes para distinguirte del resto de candidatos a un puesto de trabajo. Te vamos a hablar de cómo incluir tus mejores logros en un CV, los motivos por los cuales son importantes, su finalidad, e incluso te daremos algunos ejemplos.

¿Qué son logros profesionales?

Los logros profesionales son cualquier premio, éxito, consecución de objetivos e incluso materialización de algún talento. Son, por tanto, el resultado de haber cumplido un objetivo, superado un reto, llegado a una meta o de haber completado un proyecto de forma satisfactoria.

Los logros profesionales deben figurar en tu currículum porque, antes o después, en un proceso de selección, te van a preguntar por ellos. Tener preparada una respuesta sólida te puede hacer avanzar por delante de otros candidatos a un puesto de trabajo. De este modo, el personal de Recursos Humanos entenderá mejor dónde están los límites de tus aptitudes profesionales.

Solicita empleos fácilmente con un CV Indeed

¿Cómo describir tus logros en el currículum?

Es fundamental que relaciones los resultados cualitativos y cuantitativos de cada logro. Los primeros son las consecuencias de las acciones que llevaste a cabo; los segundos son las cifras o valores que mejoraste a causa de las decisiones que tomaste. Por ejemplo, «logré aumentar un 60% la cifra de ventas, por lo que se incrementaron los beneficios anuales».

Para reflejar esos resultados cuantitativos, es importante que incluyas en cada logro las habilidades técnicas y competencias sociales que te han llevado a conseguirlo. Al hacerlo, le estarás dando más valor a tu candidatura, y la persona que revise tu CV entenderá mejor cómo manejas esas capacidades y con qué finalidad te sirven en tu día a día.

Las habilidades técnicas son específicas de un puesto de trabajo o de un sector. Incluyen el dominio en el uso de un determinado programa o herramienta informática, la capacidad para hablar en un idioma o saber trabajar con un tipo concreto de maquinaria o material. Son aptitudes que se pueden adquirir en asignaturas académicas, títulos, certificados, cursos o experiencia laboral.

Las competencias sociales se aplican a cualquier trabajo y están condicionadas por el carácter y la forma de ser de cada persona, aunque también se pueden practicar y desarrollar con formación y experiencia. Se trata de habilidades como la comunicación, la atención al cliente, la resolución de problemas, la gestión del tiempo o el liderazgo.

Relacionar habilidades técnicas con competencias sociales te ayudará a potenciar tu candidatura para un puesto de trabajo. Además de aportar tu experiencia profesional, habla de cómo la has desarrollado. Eso incluye todos los conocimientos adquiridos y aptitudes que han evolucionado a lo largo de tu carrera profesional.

Clasificar los logros por tipología hará que sean más relevantes. Puedes diferenciarlos por sectores o por áreas de aplicación: promociones, premios, optimización de recursos, gestión de crisis, aumento de ventas, mejora de la facturación, implementación de una nueva tecnología, apertura de un mercado o línea de negocio, creación de un nuevo departamento, etc.

Palabras clave para definir habilidades técnicas y competencias sociales

Clasificar tus habilidades y competencias por categorías será de utilidad para reflejarte en ellas y seleccionar las más adecuadas para cada ocasión. Además, serán útiles como palabras clave, por lo que llamarán la atención de los reclutadores a la hora de decidir si tu CV se adecúa a los requisitos del puesto al que aspiras. Puedes utilizar los siguientes tipos:

  • Escucha activa: formulación de preguntas, toma de notas y comunicación verbal o escrita.
  • Comunicación: crítica constructiva, comunicación interpersonal, discursos en público y comunicación escrita.
  • Atención al cliente: empatía, resolución de problemas y fiabilidad.
  • Interacción: paciencia y flexibilidad.
  • Liderazgo: habilidad para enseñar y guiar, toma de riesgos, formación de equipo, gestión del tiempo.
  • Dirección: toma de decisiones, planificación de proyectos, delegación de tareas y comunicación en equipo.
  • Resolución de problemas: atención al detalle, colaboración e investigación.
  • Gestión del tiempo: atención, establecimiento de objetivos, organización y cálculo de prioridades.
  • Capacidades transferibles: ambición, creatividad, empatía, liderazgo y trabajo en equipo.
  • Habilidades con ordenador: velocidad de escritura, administración de sistemas, gestión de correos electrónicos y hojas de cálculo.

Utiliza el menor número de palabras posible

Se trata de ir al detalle, de concretar qué es lo que hiciste y cuáles fueron los resultados de tus acciones. Si fuera necesario, puedes contextualizar el logro para que se entienda su relevancia. Sin embargo, no te excedas con el texto, puesto que en la entrevista de trabajo tendrás la oportunidad de entrar en detalles más concretos.

Usa verbos de acción que te distingan del resto

Es necesario hacer una selección concreta de cada verbo y, así, destacar por encima de otros candidatos. Decidir qué verbo emplear para cada logro del currículum es importante por una serie de motivos:

  • Detalla y da más impacto a la acción. No es lo mismo «hablar de mantener encuentros semanales con clientes para informar de novedades», que «iniciar encuentros semanales con el cliente para comunicar el crecimiento de la cifra de ventas».
  • Clarifica tus logros. Usar la expresión «ser responsable de algo» no ofrece el mismo nivel de implicación y éxito que «mejorar», «guiar» o «construir».
  • Aporta confianza e importancia a tus acciones. En lugar de emplear verbos como «incluir», cuando hablemos de las funciones que llevamos a cabo, es mejor usar los siguientes: ejecutar, descifrar, colaborar, diseñar, capturar, aumentar, conseguir o automatizar. Piensa en los verbos que mejor definen las acciones que llevaste a cabo. No es lo mismo hablar de funciones en el sector de la comunicación, que en el de ventas, dirección, finanzas o tecnológico.

Cuantifica tus logros

Además del léxico, ten en cuenta la importancia de los números. La cuantificación de los logros llamará de forma especial la atención de los responsables de Recursos Humanos, ya que concederá más autoridad y credibilidad a las tareas que realizaste con éxito en cada trabajo.

Además, cuando los responsables de departamento vean esas cifras, podrán distinguir entre la persona que tiene potencial y la que no. Por no haber cuantificado ciertos logros, verá como descartan su propuesta.

Cómo identificar tus mejores habilidades técnicas y competencias sociales

Si tienes dudas para describir palabras clave en tus logros profesionales, hay una serie de formas para identificarlas:

  • Ten en cuenta premios y logros que hayas conseguido en tu carrera o durante tus estudios. Piensa en aquellas capacidades que te llevaron a obtenerlos.
  • Pregunta a compañeros de trabajo y de clase. Ellos podrán recordarte los aspectos en los que destacabas o aquellas cualidades que te distinguían del resto.
  • Pregunta a profesionales que trabajen en el sector. Ellos te ayudarán a descubrir cuáles son las capacidades que más se valoran en ese ámbito profesional y podrás alinearlas con las tuyas.

¿Dónde incluir los logros en tu CV?

Una opción recomendable es incluir cada logro justo debajo de cada experiencia laboral. Al unir ambos, quedan más claras las funciones que desempeñaste en cada trabajo, así como los objetivos que alcanzaste, por lo que la información adquiere más relevancia para la persona que revisa el documento.

Además, conseguirás ahorrar tiempo en explicar logros profesionales y lo puedes emplear en demostrar el potencial de tus competencias sociales para darle más peso a tu candidatura. Cuanto mejor especifiques tus logros, más oportunidades tendrás de destacar en otros aspectos y eso juega a tu favor sobre el resto de los candidatos.

Ejemplos de logros en un CV

Nada mejor que algunos ejemplos para asentar todas las novedades que hemos explicado y, así, podrás ponerlo en práctica con facilidad.

Experiencia laboral

2019-20

VLOGGER

Realización de directos con temática deportiva.

Logro personal: he aumentado el alcance de seguidores en la página web en un 200% gracias al estilo personal que empleo para dirigirme a la gente, comunicar y argumentar mis puntos de vista.

2018-2019

Ejecutivo de CRM

Segmentación de audiencias, creación y envío de campañas de CRM y análisis de resultados.

Logro personal: a través del análisis de campañas pude detectar un patrón de comportamiento por parte de los clientes. De ese modo hice los cambios pertinentes para que las promociones se ajustasen mejor al cliente tipo. Con esas modificaciones, las ventas crecieron un 100% en un plazo de 3 meses.

Como puedes ver, incluir logros en tu CV le dará otra dimensión. Te permitirá demostrar lo mejor que llevas dentro y te dejará aprovechar al máximo tanto tus conocimientos como tu experiencia profesional a la hora de optar a un puesto de trabajo.