Cómo hacer un currículum en francés

Por Equipo editorial de Indeed

Publicado el 5 de julio de 2022

The Indeed Editorial Team comprises a diverse and talented team of writers, researchers and subject matter experts equipped with Indeed's data and insights to deliver useful tips to help guide your career journey.

Si pretendes buscar trabajo en Francia, Bélgica, Canadá o en algún otro país francófono, tienes que saber que no es suficiente con hacer una traducción literal de tu curriculum vitae (CV) al francés. Si quieres tener opciones reales de conseguir un buen puesto de trabajo, necesitarás dedicar algo más de tiempo a preparar un buen currículum en francés.

En este artículo, te explicamos los aspectos a los que debes prestar atención en lo relativo al contenido y el formato para diseñar un buen currículum en francés.

¿Qué formato debe tener un CV en francés?

Al igual que sucede en España, lo ideal es que tu currículum no sobrepase la página de extensión. A fin de distribuir mejor la información en el espacio disponible y no dejar fuera datos importantes, es recomendable que utilices una columna para cada apartado y que, dentro de estas, incluyas listas que faciliten la lectura.

Además, debes tener en cuenta que, en países como Francia, la primera fase de selección de candidatos se realiza mediante un proceso automático, por lo que deberás respetar ciertas reglas relativas a la plantilla para pasar los filtros iniciales. A continuación, te contamos algunas de ellas.

Utiliza siempre un folio de tamaño A4 (21 x 29,7 cm), con márgenes de 2,5 cm, tamaño de fuente de 11-12 puntos para el texto principal y de 13-14 puntos para los títulos de cada sección. No uses más de dos colores, a no ser que aspires a un trabajo artístico y quieras arriesgar un poco más. Por último, si vas a enviar tu currículum por internet, no olvides hacerlo siempre en formato PDF y ponerle un nombre reconocible, como «CV-AndresGutierrez».

¿Qué apartados debe tener un currículum en francés?

En muchos aspectos, el currículum solicitado en países como Francia es similar al que se exige en las empresas españolas. Sin embargo, hay algunos aspectos diferentes a los que debes prestar especial atención para que el reclutador no te descarte antes de tiempo.

La estructura ideal para redactar un currículum en francés se compone de estos siete apartados:

  • Datos personales (Details)

  • Perfil profesional (Profil)

  • Historial académico (Formations)

  • Experiencia profesional (Expériences professionnelles)

  • Habilidades o aptitudes (Qualités personnelles)

  • Idiomas (Langues)

  • Intereses (Centres d'intérêt)

A continuación, veremos en profundidad cada uno de estos apartados.

Datos personales (Details)

En el encabezado de tu CV (L’en-tête du CV), deberán aparecer, como mínimo, tu nombre y apellidos (prénom et nom de famille), tu dirección de correo electrónico (adresse e-mail) y un teléfono de contacto (téléphone), sin olvidarte de añadir el prefijo correspondiente a tu país (+34 en el caso de España). Estos son los datos básicos de contacto, conocidos en francés como Cordonnées.

Además de ellos, puedes incluir de forma opcional tu foto (imprescindible que aparezcas en plano medio y con una vestimenta adecuada), tu dirección (adresse postale) y tu fecha de nacimiento (date de naissance), así como tu nacionalidad (nationalité). En caso de que no seas ciudadano de la Unión Europea, lo ideal es que aclares que posees el permiso legal para ejercer tu actividad laboral en Francia (permis de travail). Asimismo, y en caso de que lo tengas actualizado, puedes incluir un enlace a tu perfil de LinkedIn. No menciones nunca en tu CV las expectativas salariales ni proporciones detalles personales como tu estado civil, si tienes hijos o cuál es tu religión.

En la parte superior, antes de tu nombre, puedes incluir el nombre del puesto de trabajo al que optas. A poder ser, utiliza la misma denominación que en la vacante para que sea fácil de identificar y categorizar para los reclutadores.

Perfil profesional (Profil)

Este segundo apartado, que es opcional (pues en Francia el CV suele ir siempre acompañado de una carta de presentación), consta de un párrafo no superior a las cinco líneas que puedes titular À propos de moi o Résumé. Te servirá para presentarte de manera muy breve, indicar cuál es tu profesión, cuáles son tus principales habilidades y aspiraciones y cuántos años tienes de experiencia en el sector.

Historial académico (Formations)

En este bloque, debes citar los estudios que hayas finalizado, el lugar donde los llevaste a cabo y la fecha en la que obtuviste el certificado o titulación. Recuerda seguir siempre un orden cronológico inverso, nombrando primero la etapa más reciente y abarcando únicamente hasta el momento en que comienza la educación superior.

Es recomendable también que te informes sobre la equivalencia de tu título en el sistema educativo del país francófono en el que aspiras a trabajar, pues la terminología suele variar. Estas son algunas de las principales denominaciones que debes conocer:

  • Bachillerato: Baccalauréat

  • Diplomatura: Licence (BAC +3)

  • Licenciatura o Grado: Maîtrise (BAC + 4)

  • Postgrado: Niveau d’études du troisième cycle universitaire

  • Máster: Master (BAC +5)

  • Doctorado: Doctorat

Experiencia profesional (Expériences professionnelles)

Puedes citar tus diferentes experiencias laborales en orden cronológico inverso, como es común en España. Si prefieres hacer un currículum más funcional y por categorías, puedes estructurar tu experiencia profesional según las áreas y los tipos de empleo. En cada caso, indica el nombre de las empresas y las fechas de inicio y fin de tu actividad en ellas, además del puesto de trabajo que ocupabas y una breve descripción de tus funciones y logros profesionales.

Habilidades o aptitudes (Qualités personnelles)

Menciona tus habilidades dividiéndolas en dos grandes apartados: Qualités personnelles (o habilidades interpersonales) y Compétences techniques (o habilidades técnicas). Es recomendable que selecciones siempre tus habilidades due acuerdo con las características exigidas en la descripción de la vacante.

En el caso de las habilidades técnicas, por ejemplo, puedes mencionar tus conocimientos de informática (compétences informatiques) u otras destrezas técnicas específicas para el puesto de trabajo al que optas. En el caso de las habilidades interpersonales, puedes centrarte en tu capacidad para trabajar en equipo (capacité à travailler en équipe), tu creatividad (créativité) o tu nivel de organización (organisation).

Idiomas (Langues)

Es muy importante que en este apartado menciones con sinceridad los idiomas que hablas y el nivel que posees en cada uno de ellos. No olvides incluir tu lengua materna (langue maternelle) y, en caso de que estés estudiando otros idiomas, señálalo también por muy bajo que sea todavía tu nivel.

Intereses (Centres d'intérêt)

Aunque este es un apartado optativo, comentar aquellas cosas que te definen y que disfrutas haciendo en tu tiempo libre siempre te ayudará a definirte y, con ello, a tener un currículum más personal. Además, en el caso de que aspires a un puesto de trabajo que tenga algún tipo de relación con tus aficiones, mencionarlas puede jugar también a tu favor.

Algunos consejos prácticos

Ahora ya sabes cuáles son los principales apartados de un currículum en francés y conoces la estructura necesaria para preparar el tuyo. Como consejo, te recomendamos que acompañes siempre tu CV de una carta de presentación en la que argumentes qué es lo que te motiva del puesto de trabajo al que aspiras y por qué te gustaría trabajar en dicha empresa. Asimismo, y una vez lo tengas todo listo, no olvides compartir tu CV con una persona nativa para que pueda darte su aprobación de que todo está correcto.

Por último, si quieres consultar las vacantes de trabajo que se ofrecen en Francia actualmente, te recomendamos que visites la versión francesa de Indeed.

Y, ahora, a por ello. ¡Mucha suerte en tu búsqueda de trabajo!