CV y cartas de presentación

Carta de presentación: El primer contacto con la empresa

September 11, 2020

¿Tienes dudas a la hora de realizar la carta de presentación de un currículum? ¿Quieres saber qué modelo es el más adecuado? Si necesitas pautas para saber cómo hacer una carta de presentación y, así, optar a un puesto de trabajo, sigue leyendo, porque, en este artículo, vamos a resolver todas tus dudas.

Realizar una carta de presentación competente es muy importante para lograr el trabajo al que aspiras. No olvides que, al final, este documento puede abrirte las puertas de la empresa a la que quieres acceder. Como primer consejo, recuerda que nunca debes entregar un currículum sin ella.

¿Qué es una carta de presentación?

Una carta de presentación es un documento de introducción que adjuntas al curriculum vitae. A través de ambos, el empleador podrá hacerse una idea de tu perfil y de lo que puedes aportar en el puesto de trabajo al que quieres acceder. La forma de redacción es relevante para lograr que tu candidatura llegue a buen puerto. Expresarte de forma adecuada y con naturalidad aumentará tus posibilidades de éxito.

Este texto de presentación para un CV aumentará las posibilidades de que te seleccionen frente al resto de personas que optan al puesto. No podemos escribir el texto de presentación para tu currículum, pero te daremos las claves para mejorar tu carta y que eso aumente las posibilidades de que seas la personas seleccionada.

Solicita empleos fácilmente con un CV Indeed

¿Qué partes conforman una carta de presentación?

Para realizar una carta de presentación, puedes escoger entre diferentes modelos, y cada uno de ellos, se estructura de forma diferente. De momento, el primer paso es enumerar las partes que no deben faltar para que tu carta sea lo más completa posible.

  • Primeros datos: aquí incluirás todo lo relacionado con tus datos personales y de contacto, es decir, nombre completo, dirección, correo electrónico, número de teléfono y fecha.
  • Saludo: la primera parte incluirá una breve presentación que comenzará con el saludo de cortesía. Si conoces el nombre de la persona a la que te diriges, puedes escribir un «Estimado Sr./Sra. X». Si no es el caso, es mejor que te enfoques hacia el departamento de Recursos Humanos.
  • Introducción: toda carta de presentación para una oferta de empleo debe hacer referencia al puesto al que aspiras, así como a las razones por las que quieres acceder al mismo. Si no responde a ninguna oferta concreta, puedes explicar los motivos por los que te interesaría formar parte de la plantilla.
  • Aptitudes personales y profesionales: en esta parte de la carta de presentación, tienes que describir tus mejores aptitudes. Este es el momento de plasmar todo aquello que un curriculum vitae, por su rigidez, no te permite.
  • Cierre: además de la propia despedida, debes hacer hincapié en el interés que tienes por formar parte de la empresa o, en su defecto, por entrar en el proceso de selección de personal.
  • Firma: tienes que firmar tu carta de presentación para que tenga validez.

¿Cómo hago una carta de presentación para un trabajo?

Es recomendable usar la carta de presentación para dejar constancia de que te interesa conocer la actividad de la empresa.

Trata de incluir los valores que mejor se ajusten a los de la compañía. Además, si se trata de una oferta de empleo concreta, podrás hacer hincapié en aquellas aptitudes que mejor se adapten al puesto de trabajo al que aspiras.

¿Qué otros aspectos debo tener en cuenta en una carta de presentación para el CV?

Ahora es importante que tengas en cuenta una serie de pautas para saber cómo hacer una carta de presentación para una oferta de trabajo. Esto que te vamos a mostrar es importante, ya que podría ser un factor diferencial con respecto a otras candidaturas que compiten con la tuya.

  • Todo modelo de carta de presentación, adjuntada junto al curriculum vitae, que vaya dirigida a una empresa, ya sea espontánea o para responder a una oferta de empleo, debe redactarse en papel DIN A4.
  • No debe ser demasiado extensa. Con un folio es más que suficiente.
  • Cuida la redacción y no cometas faltas de ortografía ni errores gramaticales.
  • No utilices frases largas o recargadas.
  • Trata de exponer tus mejores cualidades para el puesto.
  • No repitas la información que ya has explicado en el curriculum vitae.

¿Qué modelo de carta de presentación personal debo utilizar?

Cada situación puede ser diferente y una carta de presentación para el CV debe adaptarse a todas ellas:

  • Carta de presentación para oferta de empleo: es aquella en la que respondes a una oferta de empleo concreta. Es más sencilla de realizar, puesto que, salvo raras excepciones, la empresa anuncia el perfil del trabajador que está buscando.
  • Carta de presentación personal y espontánea: requiere más dedicación e investigación por tu parte para conocer tanto a la empresa como al tipo de trabajador que están buscando.

Quizás, estas sean las principales, aunque dentro del primer grupo puedes adaptar la carta de presentación dependiendo del tipo trabajo, por ejemplo, si es a jornada completa o parcial. Además, también puedes realizar una breve presentación para el CV en el caso de que quieras realizar prácticas en una empresa determinada. Como ves, este documento es útil para todo tipo de escenarios.

¿Qué debo incluir como parte del texto de presentación para el CV?

Si quieres saber qué necesitas incluir en una carta de presentación para el currículum, estás de enhorabuena. A continuación, te vamos a dar algunos ejemplos sobre el contenido que debes añadir, porque sabemos que, muchas veces, lo más complicado es empezar. Por tanto, nuestro primer consejo es que escribas con claridad y sigas las directrices adecuadas para que el documento sea válido y tenga un enfoque profesional.

Haz énfasis en tu experiencia laboral más relevante con respecto a la oferta de trabajo a la que respondes. No olvides hacer referencia a las aptitudes que consideres que guardan una mayor relación con el puesto vacante. Recuerda en todo momento ser sincero y no incluir datos ficticios.

Como parte de la breve presentación, puedes mencionar todo aquello que hayas realizado y complemente tanto tu formación académica como tu experiencia laboral. Recuerda que, en primera instancia, tus posibilidades se basan en el curriculum vitae y en la carta de presentación que adjuntas. Redactar estos documentos con éxito te acercará a conseguir esa ansiada entrevista de trabajo.

¿Por qué es tan necesaria una carta de presentación para el currículum?

Todo el mundo tiene en mente el curriculum vitae como el documento más importante para buscar empleo, así como para mostrar su formación académica y vida laboral. Sin embargo, la carta de presentación es un complemento imprescindible para potenciar todo lo que señalas en el CV. A pesar de ello, recuerda que no se trata de reproducir en formato texto todo lo que ya has añadido en el currículum.

Ambos textos se complementan, pero poseen características propias. La misión de la carta de presentación es la de ahondar en todo aquello que en un currículum aparece de forma breve y concisa. Es decir, un modelo de carta de presentación personal pretende acercarte al empleador, mostrarle con buenas palabras tus deseos y todo lo que puedes aportar en su compañía.

Esta breve presentación de CV pone de relieve tus puntos fuertes y, así, aumenta las posibilidades de que te contraten. Es todo aquello que el personal de Recursos Humanos va a poder leer sobre ti antes de incluirte en un proceso de selección o de concederte una entrevista. Por tanto, es importante que le pongas el mismo esfuerzo a interés tanto en el currículum como en la carta de presentación.

Es aconsejable incluir en el curriculum vitae una carta de presentación para aumentar las posibilidades de que te seleccionen. Sin embargo, no todo el mundo la adjunta. No dudes en redactarla, puesto que, precisamente, al haber personas que descuidan este detalle, puede ser lo que marque la diferencia a tu favor. Es esencial en la complicada tarea que supone la búsqueda de un empleo, y más en los tiempos que corren.

Como has podido comprobar a lo largo del artículo, existen una serie de patrones a seguir, sobre todo en la estructura de la propia carta de presentación para una oferta de trabajo. A la hora de redactar el texto, recuerda emplear un lenguaje claro y conciso, sin caer en el error de ser demasiado osado.

Ahora que ya sabes cómo hacer la presentación de un CV, intenta practicar en casa. Hazlo tantas veces como sea necesario, hasta que des con la carta perfecta. Para ello, puedes imaginar que respondes a una oferta o presentar tu propia candidatura.