Buscar trabajo

Guía: cómo conseguir un empleo rápidamente

June 17, 2020

Es posible que en algún momento de tu vida profesional necesites encontrar un trabajo con urgencia. Esta tarea te puede resultar muy difícil, pero con esfuerzo puedes encontrar un puesto que se adapte a tus necesidades. Aprender a optimizar tu búsqueda de empleo te puede ayudar a acelerar el proceso. En este artículo encontrarás distintos consejos para encontrar un empleo de forma rápida y varias recomendaciones para destacar durante una entrevista.

Solicita empleos fácilmente con un CV Indeed

Cómo conseguir un empleo rápidamente

Si sigues estos pasos, es posible que encuentres un empleo más rápido:

1. Busca empleos que se adapten a tus requisitos

Haz una lista en la que aparezca tu experiencia laboral, tu formación y tus habilidades, y luego busca un puesto para el que estés cualificado. Debes solicitar ofertas de empleo que estén en el ámbito o el sector que desees, pero es posible que tengas que ampliar la búsqueda.

Plantéate buscar puestos que quizás no solicitarías en un principio, pero que se adaptan a tus necesidades. Por ejemplo, si eres representante de ventas, podrías buscar puestos de marketing o de desarrollo empresarial. Es muy posible que las habilidades de venta que tienes sean útiles en esos puestos. También puedes buscar empleo en una empresa para la que quieras trabajar y, luego, planificar tu cambio a otro puesto de la misma compañía una vez que lleves trabajando allí por lo menos un año.

Haz que el proceso de solicitud de empleo sea continuo. Aunque una empresa se ponga en contacto contigo para hacerte una entrevista personal o a través de llamada telefónica, debes seguir echando CVs por si no consigues el puesto o la oferta no es lo que te esperabas. En algunos casos, es posible que recibas varias ofertas de empleo entre las que poder elegir.

2. Optimiza tu carta de presentación y tu CV

Es posible que los directores de recursos humanos miren los CVs durante tan solo unos segundos, por lo que tienes que optimizar tanto la carta de presentación como el CV que envíes para conseguir captar su atención inmediatamente. Estos documentos deben ser breves y fáciles de leer y causar una gran impresión a los directores de recursos humanos.

Debes adaptar la carta de presentación y el CV, o escribir unos nuevos para cada oferta de empleo que solicites. En la carta de presentación, explica por qué quieres trabajar en esa empresa y resume tu cualificación. También debes indicar cómo puedes ayudar a la empresa a prosperar y qué te diferencia de los otros candidatos.

En el CV, destaca todas las experiencias y habilidades que tengas que cumplan los requisitos. Limita tu experiencia laboral a los últimos cinco o siete años, o a los últimos tres empleos, para proporcionar a los lectores una visión clara y concisa de tu experiencia. También puedes incluir información sobre voluntariados, cursos de formación continua a los que hayas asistido u otros proyectos que hayas realizado. Aunque no hayas desarrollado tus habilidades de una forma convencional, los expertos en reclutamiento quieren saber lo que has aprendido. Por ejemplo, si cuidabas niños cuando eras adolescente, es muy probable que aprendieses a comunicarte, organizarte, gestionar el tiempo y realizar varias tareas a la vez, es decir, destrezas que podrías aplicar en el nuevo puesto.

3. Pide ayuda a tu red de contactos

Hay personas a las que les cuesta pedir ayuda, pero hacerlo puede ser una forma eficaz de conseguir un empleo con rapidez. Habla con otras personas de tu entorno en eventos del sector, por email o por redes sociales. Ponte en contacto con antiguos compañeros de trabajo y pídeles a tus amigos, conocidos y familiares que te informen si se enteran de algún empleo que sea adecuado para ti.

Si conoces a alguien que trabaje para una empresa que te interese, pídele consejo para solicitar empleo en ella. Es mucho más probable que consigas una entrevista si sabes exactamente qué destrezas, experiencias y tipos de personalidad busca una empresa. También puedes pedir referencias o que te recomienden.

Igualmente, te puede servir de ayuda ponerte en contacto con la asociación de antiguos alumnos de tu universidad, asociaciones profesionales y antiguos compañeros. Hablar con las personas adecuadas te puede ayudar a encontrar trabajo rápidamente y a obtener más información sobre oportunidades disponibles.

4. Plantéate conseguir un puesto temporal

Conseguir un puesto temporal o por obra y servicio te puede servir para ocupar un periodo en el que no trabajes mientras buscas empleos indefinidos. A continuación, te indicamos algunos de los beneficios de trabajar como autónomo, en un puesto temporal o por obra y servicio:

  • Como las empresas suelen necesitar que los empleados temporales se incorporen rápidamente, el proceso de contratación es rápido.
  • Los empleos como autónomo suelen ser flexibles, lo que implica que puedes hacer entrevistas siempre que lo necesites.
  • Puedes conocer a personas que trabajen en tu sector y enterarte de oportunidades a largo plazo.
  • Si a una empresa de tu ámbito le gusta como trabajas en un puesto temporal, es posible que te den un puesto indefinido.
  • Puedes trabajar a tiempo completo el tiempo que necesites y, luego, reducir tu horario cuando encuentres un empleo indefinido.

Un puesto como este te ayudará a gestionar tus gastos hasta que encuentres uno que te guste.

Consejos para destacar en una entrevista

Para destacar durante el proceso de entrevistas, debes tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Investigación: busca información sobre la empresa para descubrir detalles sobre su cultura, sus necesidades inmediatas y sus objetivos a largo plazo, y si puedes, de los entrevistadores, bien en la página web de la empresa o en sus perfiles de redes sociales profesionales.
  • Aspecto: vístete de manera profesional para mostrar a los entrevistadores que te interesa el puesto. Lleva una copia impresa de tu CV a la entrevista. También puedes preguntar si puedes llevar algo más, como un porfolio o algunos ejemplos de tus anteriores trabajos.
  • Comportamiento: establece tanto contacto visual como puedas con tus entrevistadores. Mantén la espalda recta y el cuerpo erguido. Asiente de vez en cuando para mostrar que estás escuchando. Recuerda sonreír en el momento adecuado.
  • Preguntas en las entrevistas: obtén información sobre las preguntas más frecuentes que se realizan en las entrevistas de tu sector para que puedas preparar tus respuestas.
  • Respuestas: proporciona respuestas sinceras y seguras. Piénsalas bien y adáptalas a la cultura de la empresa lo máximo posible. Da ejemplos y comparte historias sobre cómo ayudabas a los clientes y a tus compañeros en tu último empleo. Intenta hablar de lo que puedes aportar a la empresa. Al final de la entrevista, pide más información sobre algún tema de la página web de la compañía o pregunta a los entrevistadores por sus experiencias para demostrar tu interés por el puesto.
  • Seguimiento: cuando pasen unos días, ponte en contacto con tu entrevistador para realizar un seguimiento. Envíale una carta de agradecimiento o un email para que sepa lo mucho que agradeces esta oportunidad. Recuérdale por qué quieres trabajar en la empresa y vuelve a indicarle tu información de contacto. De esta forma, las empresas sabrán de tu interés por conseguir el puesto y que estás deseando esforzarte al máximo.